Enviar
Tecnología para el desarrollo
Innovaciones pueden ayudar a resolver la tramitomanía

¿Cuáles son los principales retos del país en tecnología?
La tramitomanía es un desafío en que la tecnología puede ayudar. Hay que fomentar mayor disponibilidad de financiamiento para empresas innovadoras de base tecnológica. Debemos lograr que más jóvenes terminen el colegio y se gradúen de las universidades. La fuerza laboral de los países desarrollados es en promedio más educada que la nuestra.

¿Cuáles acciones propone para cerrar la brecha digital?

En Microsoft continuaremos trabajando con organizaciones no gubernamentales para dar acceso a tecnología y brindar oportunidades a personas en desventaja social. Seguiremos apoyando al Ministerio de Educación y la Fundación Omar Dengo.

¿Cómo colabora Microsoft para que los servicios del gobierno lleguen a los ciudadanos de forma más eficiente? ¿Cómo se beneficiarían los costarricenses del gobierno digital?

Nuestra tecnología y productos son abiertos por diseño e interoperan con otros. Esto facilita la coordinación entre entes de gobierno y evita al ciudadano ser el mensajero entre ventanillas. Los costarricenses se benefician de nuestra tecnología en las transacciones bancarias electrónicas, en trámites ante la Caja de Seguro Social, Instituto Nacional de Seguros y ante el Ministerio de Hacienda.

¿Cuán avanzado se encuentra el uso de las tecnologías de la información en Costa Rica?

Este año el país fue el Nº46 entre 138 en el Ranking de Tecnología, el cuarto país latinoamericano. Avanzamos diez puestos en dos años y debemos mejorar en las desventajas competitivas.

¿Cuáles son las debilidades y fortalezas de Costa Rica en el avance del uso de tecnologías?

Se destacan como factores de éxito la inversión pública en educación, los programas de informática educativa, la reducción de impuestos y barreras al comercio de productos tecnológicos, la sólida plataforma de comercio exterior y atracción de inversión extranjera que atrae muchas empresas de tecnología. Además de los retos educativos y de tramitomanía, hay que reducir las disparidades regionales de acceso a Internet y respetar la propiedad intelectual para estimular el talento e innovación local.

¿Cómo pueden ligarse la economía y la tecnología para que un país sea más competitivo?

Simplificar trámites es un problema multidimensional. La tecnología puede hacer mucho, no lo es todo. Hay que cuidar las nuevas leyes y decretos, vencer el mito de que cuantos más requisitos mejor protegidos los bienes jurídicos. Hay que establecer plazos y reducir la discrecionalidad. Hay tecnología interoperable, computación en la nube e interés por ahorrar tiempo y dinero a los ciudadanos.

Vanessa Chaves
[email protected]
Ver comentarios