Enviar
Taylor Swift: una promesa del country
La cantautora estadounidense ha lanzado dos discos de estudio y fue la que más discos vendió en Norteamérica en 2008

Cortesía Universal Music

Amante de su guitarra y de las noches que han inspirado muchos de sus éxitos, la cantante estadounidense Taylor Swift se abre paso poco a poco en la música country.
La artista, quien fue la cantante que más discos vendió en su tierra natal en 2008, arrancó a toda marcha este año con el lanzamiento de su segundo disco “Fearless”.
Incluso dio sus primeros pasos en la gran pantalla de la mano de los también juveniles intérpretes Jonas Brothers y Hanna Montana.

¿Cuántos años tenía cuando comenzó su carrera?
La música siempre ha sido lo que quiero hacer. Comencé a darme cuenta de ello seriamente cuando tenía diez años; pero me imaginé como parte de la música desde los seis, cuando compré mi primer álbum de LeAnn Rimes, la cantante de música country.
Empecé a experimentar con mis actuaciones muy joven; tuve que memorizar obras de dos horas, de modo que me involucré seriamente; mi parte favorita de toda esa experiencia eran las audiciones en las que podía cantar karaoke y cantar cualquier canción que quisiera.

¿Han encasillado su trabajo por ser tan joven?
Hubo muchas veces en las que tuve que trabajar un poco más duro para ganarme el respeto, porque solo tenía 14 años y trataba de hacer cosas que gente con el doble de mi edad también intentaba hacer.
Una de las cosas por las que me sentía verdaderamente orgullosa es que conseguí un contrato con una de las disqueras más importantes de Nashville, Sony Publishing, y me convertí en la persona más joven en alcanzar ese logro.
Todos los días estudiaba y trabajaba duro, por lo que pronto me gané el respeto como compositora y como año y medio más tarde, terminé obteniendo un contrato para grabar.

¿Qué inspiró sus canciones?
Las primeras salieron únicamente en lo que estaba viviendo. Las escribí tan rápido que no pensé en estar inspirada en otras personas o en otros sonidos.

¿Quiénes son sus influencias principales?
Admiraba a las Dixie Chicks porque tocaban sus propios instrumentos, y a Shania Twain porque no tenía miedo de correr por todo el escenario, sudar y hacer que el público se volviera loco. Garth Brooks también lo hacía de manera increíble al volverse loca y convertirse en una persona completamente diferente en el escenario. Siempre he admirado a esas personas; yo puedo escuchar un CD tanto como quiera en casa, pero ver una actuación no se trata de escuchar una canción, sino de ver cómo puede ser interpretada en vivo.

¿Se incluyó alguna de sus primeras canciones en su primer álbum homónimo?
Solo una de ellas. La escribí a los 12 años y se llama “The Outside”. Es una canción que escribí acerca de no poder adaptarse a la escuela, de no tener amigos, de entrar en la escuela y no saber con quién vas a hablar. Esa es una de las experiencias más atemorizantes por las que uno puede pasar, esa idea de sentir el rechazo a tu alrededor.

¿De cuáles canciones se siente orgullosa?
Por supuesto que como compositor tu canción favorita es la última que escribiste. De mi segundo disco de estudio “Fearless”, “Love Store” es la que más me llena.
Es una canción en la que de alguna manera me basé en “Romeo y Julieta”, pero hay un giro más modernista en ella. Me inspiré por algo por lo que estaba pasando en ese momento; es como cuando quieres estar con alguien pero hay barreras, ya sea la sociedad o tus padres o tus amigos en la escuela, hay gente que trata de alejarte.

¿Cómo sintió su paso por la gran pantalla?
Las dos presentaciones especiales que he hecho recientemente han sido en la película de Hannah Montana y en la película 3D de los Jonas Brothers. Fue divertido porque pude tocar mis propias canciones.
Ver comentarios