Taxistas que impidan elecciones se exponen a pena de prisión
Enviar

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) hizo un llamado a la Unión Costarricense de Taxistas (UCT) ayer en una reunión con Rubén Vargas, representante del movimiento, donde apeló a la comprensión y no convocar la manifestación planeada para el domingo 7 de febrero, día de elecciones municipales, explicó Héctor Fernández, director del Registro Electoral.

Las personas que impidan el funcionamiento de las juntas receptoras de votos, así como a quien impida la apertura de la votación o la interrumpa estaría incumpliendo el Código Electoral y se sancionaría con pena de prisión de dos a seis años, así lo manifestó el TSE.

“Hago un llamado vehemente para que desistan y apelo al espíritu patriótico que ha caracterizado a este gremio del país”, expresó Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE.

Los taxistas se lanzarían a las calles si Luis Guillermo Solís,  presidente de la República, no les da pronta respuesta sobre el documento que entregaron el pasado lunes en casa Presidencial donde expresan los argumentos contra el servicio de Uber y solicitan reunión con el mandatario, manifestó Rubén Vargas, presidente de la UCT.

La manifestación se realizará en aproximadamente unos 150 centros de votación del país de “forma pacífica”, agregó.

El 7 de febrero se realizarán las elecciones municipales en más de 2 mil centros de votación con 3,2 millones de personas empadronadas, según datos brindados por el Tribunal Supremo de Elecciones.

Si observa alguna irregularidad en el proceso electoral puede llamar al 800-elector.

Ver comentarios