Logo La República

Domingo, 8 de diciembre de 2019



NACIONALES


Limitar porcentajes ayudaría a frenar el abuso

Tasa de usura, las dos caras de la moneda

Poner tope llevaría a costarricenses a buscar crédito en la informalidad

Rebeca Sequeira [email protected] | Miércoles 20 noviembre, 2019

mano de un hombre sostiene signos de porcentaje dibujados en blanco en el aire
Ayer los diputados aprobaron una moción para limitar la usura. Shutterstock/ La República.


Establecer una tasa de usura máxima en el país para tarjetas de crédito y otros empréstitos ha dividido en dos bandos a los especialistas.

El día de ayer, los diputados aprobaron una moción para limitar la usura, estableciendo como límite 2,2 veces la Tasa de Interés Activa del Sistema Financiero, es decir, al día de hoy, sería de un 30,18% para préstamos en colones y de 15,43% en dólares.

Esto es una buena noticia para quienes apoyan el plan, pues contar con el tope a las tasas de interés les permitiría a las personas no pagar tasas elevadas por sus créditos a futuro.

“Es preciso evitar que ciertas personas con necesidades de financiamiento para necesidades básicas paguen tasas de interés tan elevadas, pues se convierten en esclavos financieros”, dijo Roxana Morales, economista de la Universidad Nacional.

Lea más: Tasa de usura sería definida por el Banco Central

Sin embargo, una de las preocupaciones de quienes se oponen a la iniciativa es la exclusión de usuarios del sistema financiero y de las entidades reguladas, ya que aquellos con mala calificación de paga no podrían adquirir préstamos en el sector financiero regulado y legal, y deberán recurrir a opciones informales, en donde las tasas de interés pueden ser incluso más altas.

Los defensores del proyecto responden que esta exclusión ya se ha dado, pues las personas con mal historial crediticio se han quedado fuera por parte del sistema financiero debido a este mismo motivo desde antes de que se fije el tope a las tasas.

En cuanto a las propuestas alternativas al proyecto, los expertos en contra del plan apuntan a una segmentación por tipo de producto financiero y proponen algún tipo de normativa que permita tener un poco más de control en las entidades no reguladas pero sí legales.

De esta manera, la Oficina del Centro de Información crediticia podría tener el panorama completo y así entender los niveles reales de endeudamiento.

“Debemos recordar que cada producto tiene un costo, un gasto operativo, entre otros. No se puede tratar igual a una tarjeta de crédito que a una vivienda, lote o carro”, mencionó Daniel Suchar, analista económico.

Lea más: Tasa de usura sería definida por el Banco Central

Ambas partes coinciden con la importancia de la educación financiera para los costarricenses, pues los niveles de endeudamiento han aumentado significativamente en los últimos años; no obstante, esta no sería la solución definitiva.

Y es que el aumento en los hogares costarricenses ha sido significativo; el 60% se enfrenta por lo menos a una deuda y los pagos mensuales por este concepto alcanzan en promedio los ¢200 mil.

Esto representa un gasto de más de una quinta parte del ingreso bruto promedio de los hogares, según la más reciente Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares del 2018.

En donde se destaca que el 30% de los endeudamientos es contraído con empresas comerciales, seguidos de un 28,7% de otros créditos con entidades bancarias, 14,2% en préstamos para vivienda, 9,8% en tarjetas de crédito y un 9% con prestamistas.

Por lo que ponerle un freno a las tasas de usura, si bien aplicaría para nuevos créditos, sí permitiría darle un respiro a la economía de los hogares costarricenses, según expertos que apoyan el tope.


¿Se debe poner un tope?


Ponerle el tope a las tasas de interés tiene opiniones divididas en el sector financiero, conozca más sobre los beneficios y contras que tiene el proyecto de ley, según los expertos consultados.

Pros

  • El tope no es fijo depende de las condiciones del mercado y tiene una tasa como referencia
  • Respiro al deudor si bien no aplica de manera retroactiva, los nuevos créditos tendrían el beneficio en un futuro
  • Derecho a defensa aplicaría para entidades formales, informales y prestamistas

Contras

  • Exclusión se evaluarían a las personas, y las que sean de una mala categoría de pago para la entidad, quedarían excluidas y los llevaría a la informalidad
  • Tope a todo no hay una segmentación entre los productos, lo que puede ser positivo o negativo
  • Atenta contra la libertad de competencia según la ley, se puede regular cuando hay monopolio y oligopolios. En Costa Rica hay más de 60 opciones de financiamiento





NOTAS RELACIONADAS


Ilustración financiera

¿Cuál debe ser la tasa de usura? El Banco Central propuso un 57%

Miércoles 16 octubre, 2019

Este aplicaría tanto para el mercado financiero, como al de crédito para electrodomésticos u otros tipos de compra.





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.