Enviar
Tarjetas musicales sustituyen al CD
Universal Music sacó a la venta tarjetas que se pueden conseguir en comercios por ¢5 mil, las cuales le dan acceso a todo un disco por medio de descarga digital

Si usted es fanático de Lady Gaga y quiere tener en su computadora o reproductor de MP3 éxitos como “Bad romance”, ¿qué le parece comprar su música digitalmente y obtener materiales exclusivos con un solo “clic”?
La disquera Universal Music puso a la venta tarjetas digitales en el país desde esta semana, con las que las personas pueden “bajar” de sitios en la web y con todos los derechos del caso, la música de sus cantantes favoritos.
Ese método ya es usado por las casas disqueras en todo el mundo, y con él buscan luchar contra las descargas de música ilegal así como contra la piratería de discos físicos.
Ha tenido una gran acogida, ya que da la opción de descargar todo un disco o solo algunas de sus canciones y tener acceso a material adicional como videos.
Para arrancar en suelo nacional, el sello sacó a la venta “tarjetas digitales” con la música de 22 de sus artistas nuevos y consagrados.
Entre las tarjetas que se pueden adquirir están las del disco de remixes de Lady Gaga, “Gold” de Aerosmith, “18 singles” de U2, “The Black Album” de Metallica, “The best of” de Nirvana y “Legend” de Bob Marley.
También “The beginning” de The Black Eyed Peas, “Distinto” de Diego Torres, “PARCE” de Juanes, “My World” de Justin Bieber y “Can't Be Tamed “ de Miley Cyrus.
Universal Music promueve la música de más de 3 mil artistas en todo el mundo, por lo que espera poner disponible la música de nuevos artistas en este formato en poco tiempo y según la aceptación del público.
Las tarjetas pueden adquirirse en las tiendas de discos, en Tiendas Universal y las Librerías Internacional. Sin embargo, la disquera espera colocarlas a la venta también en tiendas especializadas en tecnología, según Harold Chavez, director financiero del sello.
La disquera espera vender 25 mil tarjetas digitales como mínimo en lo que queda del año. Algo que beneficia este pronóstico es que la tarjeta digital cuesta ¢5 mil en promedio, mucho menos que un disco físico tradicional.
Esa diferencia en el precio se debe a que los sellos discográficos no tienen que invertir en la compra de la caja de plástico del disco ni en la impresión de los libros en donde vienen las fotos de los artistas ni las letras de las canciones, entre otros elementos, aseguró Chavez.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios