Tarjetas de crédito en la mira del hampa
En el caso del INS, por un monto de seguro de ¢1,5 millones, se paga anualmente una póliza de ¢4 mil más el Impuesto de Ventas. Esteban Monge/La República
Enviar

Uso fraudulento, pérdida y robo entre reportes comunes

Tarjetas de crédito en la mira del hampa

Mayoría de casos se reportan en cajeros automáticos

Si posee una tarjeta de crédito es mejor que sea precavido. Cada vez son más comunes los reclamos por uso fraudulento, pérdida y robo.

201408112249430.n22.jpg
El pago de reclamos asociados a instrumentos de crédito, incluyendo las tarjetas, registra un aumento del 1.800%, según datos de la Superintendencia General de Seguros.

A junio se registraron reclamos por ¢96,4 millones por fraudes con tarjetas de crédito, mientras que al mismo periodo del año anterior fueron por ¢4,8 millones.

La distracción se convierte en el principal enemigo de la mayoría de las personas. Cualquier escenario es propicio para sustraer el dinero o la información del propietario.

En el país hay cerca de 40 emisores de tarjetas de crédito y es decisión de cada cliente decidir cuál aseguradora elige.

Se estima que 1,7 millones de tarjetas de crédito se encuentran en circulación para una deuda de ¢787.457 millones.

El precio del seguro para tarjetas depende del monto por asegurar y el tipo de póliza que se desea adquirir.

En el caso del INS, por un monto de seguro de ¢1,5 millones, se paga anualmente una póliza de ¢4 mil más el Impuesto de Ventas.

El seguro cubre el gasto que se haga durante los tres días previos al bloqueo de la tarjeta y la presentación de la denuncia.

“A partir del momento en que el asegurado informa a la entidad emisora el bloqueo de la tarjeta, el seguro no cubrirá ningún cargo nuevo por el uso ilegítimo de la misma”, explicó Guiselle Hernández, jefe de la Dirección de Operaciones.

El fraude ocurre cuando una tercera persona no autorizada por el asegurado, utiliza el nombre y el número de tarjeta para adquirir bienes o servicios.

Otra opción es la que ofrece Mapfre de cobertura básica más muerte accidental del propietario de la tarjeta.

El plan incluye además los costos de reposición del plástico y el reembolso de gastos por interrupción de viaje más la reposición de documentos de identificación en caso de extravío.

La constante en los reclamos la constituyen los robos o hurtos realizados en cajeros automáticos, dijo Martiza Sandoval, jefe del área técnica de Mapfre.

Los usuarios deben escoger si desean que su póliza sea solo contra robos o que se extienda a gastos médicos y cobertura para viajes, mientras los bancos no pueden obligar a adquirir un proveedor específico.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios