Tarifas generan principal conflicto entre Uber y taxistas
Uber nació en 2009, en San Francisco, California, y actualmente mantiene operaciones en más de 300 ciudades de 50 países. Archivo/La República
Enviar

Unificar las tarifas de Uber y los taxis ayudaría a solucionar el problema que enfrenta a ambos servicios, ya que utilizar la aplicación móvil para trasladarse de un lugar a otro puede resultar hasta un 40% más barato que con el servicio oficial.
Para ello sería necesario el otorgamiento de una concesión o de un permiso similar al que poseen los porteadores, conocidos como SeeTaxi desde 2011 y que no aplica a otros medios de transporte como el estudiantil, de turismo o de empleados, los cuales no son regulados por Aresep y cuyo costo se acuerda entre el prestatario y el contratante del servicio.
Esto es algo similar a lo que propone el diputado libertario y jefe de ese fracción Otto Guevara, pero que no ha contado con el apoyo de sus compañeros de congreso, entre ellos Liberación Nacional y Frente Amplio, quienes se oponen a la liberación del servicio.
Franklin Corella, congresista del Partido Acción Ciudadana, tiene otra propuesta que se encuentra casi lista para presentar en la corriente legislativa y se denomina “Uber a lo Tico”, mediante la creación de un único sistema de transporte con medios de consulta de servicio, unidades modernas, pagos en línea, seguros e ingresos por uso de la infraestructura vial, con el apoyo de empresas tecnológicas nacionales.
De momento, ninguna de las dos iniciativas cuenta con el apoyo de todas las bancadas de diputados en la Asamblea, y ni siquiera se tiene designado al nuevo jerarca del Ministerio Obras Públicas y Transportes, en sustitución de Carlos Segnini.
Las tarifas que utilizan unos 13 mil taxis rojos que operan en el país es de ¢640 el banderazo de salida (kilómetro adicional) y de ¢610 por cada kilómetro adicional, lo que hace al servicio oficial hasta un 40% más caro que un Uber, que arranca en ¢500 y cuyo kilómetro adicional es de ¢300.
Eliminar las placas de taxis rojos y de porteadores, como en Colombia o Perú, mediante el establecimiento de un registro de conductores, que deben cumplir con requisitos como revisión técnica vehicular y seguros bajo el escrutinio de las autoridades, es otra de las propuestas que se barajan.
Ayer cientos de taxistas colapsaron las calles en las cercanías de la Fuente de la Hispanidad; La Galera, en Curridabat, y Casa Presidencial, en Zapote, para exigir el bloqueo de este servicio, petición que fue denegada por las autoridades.
Uber desafió al gremio de taxistas al ofrecer un viaje gratis por un monto máximo de ¢15 mil, entre las 10 a.m. y 6 p.m. de ayer, al introducir el código promocional “COSTARICANOPARA”.

201602012154070.rec4.jpg


Ver comentarios