Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Tarifa de Trump a GM violaría Nafta

Bloomberg | Jueves 05 enero, 2017

Los presidentes tienen un amplio margen para imponer penalizaciones a las importaciones, al menos de forma temporal aunque luego sean declaradas ilegales.


Como presidente, Donald Trump no podrá penalizar a General Motors por fabricar automóviles en México sin violar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés).
Sin embargo, esto podría no detenerlo a la hora de tomar una medida sin precedentes contra una compañía estadounidense.
Esto debido a que expertos en comercio consideran que los presidentes tienen un amplio margen para imponer penalizaciones a las importaciones, al menos de forma temporal, incluso aunque después los tribunales las declaren ilegales.
Amenazar a una sola empresa con un arancel, como Trump ha hecho con GM, es algo inaudito y prohibido dentro del marco del Nafta y llevar a cabo el castigo podría detonar una respuesta mexicana que perjudicaría las exportaciones estadounidenses y subiría el precio de todas las mercancías del país.
“La noción de utilizar una autoridad de creación de aranceles de emergencia para influir en decisiones sobre los lugares de inversión de una única empresa sería un empleo de la autoridad sin precedentes, y estaría muy lejos de cualquier cosa que nunca haya pretendido el Congreso”, comentó Edward Alden, experto en comercio en el Consejo de Relaciones Exteriores.
Trump puso nerviosos a los fabricantes de automóviles al postear en Twitter que obligaría a General Motors a pagar un “alto impuesto de fronteras” por sus modelos Chevy Cruze fabricados en México y transportados a través de la frontera a comerciantes estadounidenses.
Ese mismo día, el competidor de GM, Ford Motor, optó por cancelar sus planes de expansión en México y anunció que en su lugar crearía trabajos en Michigan.
GM ha importado a Estados Unidos solo unas 4.500 unidades de los modelos Cruze fabricados en México; los estadounidenses han comprado en torno a 190 mil sedanes Cruze que fueron fabricados en Lordstown, Ohio.