Tango de amor, ambición y fracaso
En su nuevo libro, “el amor visto desde la vejez es el protagonista. Ese recuerdo hace revivir 40 años de relación, en los que el amor ha ido adquiriendo muchas formas: amor pasión, amor físico, amor melancolía, sexo, amor turbio”, señala Arturo Pérez-Reverte.Internet/La República
Enviar

LITERATURA

Tango de amor, ambición y fracaso

“La historia de una ambición y de un fracaso elegante”. Con esas palabras define el escritor Arturo Pérez-Reverte su nueva novela, “El tango de la Guardia Vieja”, en la cual la acción y la intriga que nunca faltan en sus libros sirven esta vez “de decorado” para una apasionada historia de amor y sexo.
“Siempre me fascinaron los perdedores elegantes. Los he visto en mi familia, fuera de ella, en la guerra y en la paz. Y espero, si un día fracaso, saber asumirlo con la misma elegancia”, afirmaba Pérez-Reverte con motivo de la publicación de su nueva novela.
Cuando se trata de una nueva novela de Pérez-Reverte (Cartagena, Murcia, 1951), la expectación está asegurada. Por algo su obra está traducida a más de 40 idiomas y ha conquistado a millones de lectores en el mundo.
Y ahora vuelve con una turbia historia de amor, intriga y espionaje, contada desde la madurez de los personajes centrales: Max, un bailarín mundano, ladrón de guante blanco, canalla y guapo; y Mecha, una mujer inteligente, de clase alta y muy hermosa.
“El tango de la Guardia Vieja” tiene casi 500 páginas y transcurre en tres situaciones: Una extraña apuesta entre dos músicos, que lleva a uno de ellos a Buenos Aires en 1928; un asunto de espionaje en la Riviera francesa durante la Guerra Civil española; y una inquietante partida de ajedrez en el Sorrento italiano de 1966.

Madrid / EFE

 

Ver comentarios