Taiwaneses desisten de vía a San Carlos
Enviar
Compañía gestiona ceder proyecto a constructora Sánchez Carvajal
Empresa taiwanesa desiste de vía a San Carlos

• Salida de constructora asiática responde a ruptura de relaciones diplomáticas

Danny Canales
[email protected]

La empresa taiwanesa que tiene a cargo la construcción de la carretera a San Carlos desistió de concluir el proyecto.
Desde hace dos semanas la compañía asiática inició la gestión para ceder el proyecto a la constructora costarricense Sánchez Carvajal.

La ruptura de relaciones diplomáticas entre Costa Rica y Taiwán sería la razón que habría llevado a la empresa a renunciar a concluir la obra, dijo Pedro Castro, viceministro de Obras Públicas.
El país rompió los lazos con la isla asiática en junio del año pasado al anunciar el acercamiento con la República Popular de China.
RSEA Engineering Corporation es una compañía que pertenece al gobierno de Taiwán pero desarrolla obras fuera de la isla. En Costa Rica había construido el Puente de la Amistad sobre el Tempisque.
Desde hace dos semanas el departamento legal del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) analiza el planteamiento para el traspaso del proyecto, confirmó Castro.
El funcionario dijo que espera tener el informe en unas dos semanas para remitirlo a la Contraloría General de la República para su autorización.
“Preliminarmente considero que la propuesta de las empresas es factible pues no vemos que incumpla algún requisito legal”, comentó el Viceministro.
Por ahora la única situación que merece estudio es que se debió aprobar una ley para que los taiwaneses construyeran y financiaran la vía de forma directa, agregó.
Sánchez Carvajal, empresa que asumiría el proyecto, tiene a cargo la remoción de tierras de la vía a San Carlos, pues había sido subcontratada por RSEA.
De acuerdo con el contrato entre RSEA y Sánchez Carvajal, a la compañía nacional le correspondería realizar el camino y a la taiwanesa los puentes.
“De lograrse la cesión del proyecto, la compañía que asuma la obra se haría cargo de todos los trabajos”, comentó Castro.
El Viceministro a su vez garantizó que la construcción de la carretera a la zona norte no se va a demorar de darse el traspaso del contrato.
LA REPUBLICA quiso conocer el programa de trabajo de la empresa Sánchez Carvajal, pero Carlos Sánchez, representante de la constructora tica, no devolvió la llamada.
Tampoco fue posible conocer la posición de los encargados de la construcción de la carretera por parte de la compañía RSEA.
Según establece el contrato, la carretera a San Carlos deberá estar concluida en 18 meses. Actualmente el proyecto registra un avance del 47%, según estimaciones del MOPT.
La construcción de la vía arrancó en octubre de 2005 durante la administración de Abel Pacheco, gobierno que mantuvo buenas relaciones con el gobierno de la isla.
El costo de la carretera fue estimado originalmente en $61 millones, sin embargo
, la actual administración pretende realizarle algunos cambios que duplicarían el costo.
Precisamente los cambios que se pretendían hacer a la obra fue otro punto que g
eneró diferencias entre los taiwaneses y el gobierno costarricense.
“La filosofía de la empresa es que tiene un plan a seguir y que no está dispuesta a modificar el contrato”, según dijo el Viceministro, quien afirmó que con Sánchez Carvajal sí se podría modificar el proyecto.

Ver comentarios