Enviar
Contraloría solicitó más información para dar aval
Suspendida compra de red celular 3G

Danny Canales
[email protected]

La resolución del refrendo para la compra de una red de 950 mil líneas celulares de Tercera Generación deberá esperar.
Ello porque la Contraloría suspendió el trámite al encontrar dudas al contrato.
Por ese motivo el fiscalizador de los recursos del Estado dio cinco días al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para que aclare las inquietudes.
El proyecto le fue adjudicado a la compañía de capital chino Huawei por un monto de $235 millones.
Para la Contraloría la información solicitada es básica para resolver si permite la compra de la moderna tecnología celular.
La principal duda que embarga al ente contralor tiene que ver con el cálculo del pago que hará el ICE a la empresa china por el arriendo de la red.
El documento estipula los pagos de acuerdo con el monto original ofrecido por Huawei y no basados en un descuento que la compañía china realizó.
Sobre la posición de la Contraloría, en el ICE respondieron que enviarán la información solicitada los antes posible, dijo Claudio Bermúdez, subgerente de Telecomunicaciones de la institución.
El trámite demorará el proceso de arriendo de la nueva plataforma celular, pero dijo que espera que al final se les dé la autorización para completar el negocio, reconoció el funcionario.
Se intentó conocer la posición de la empresa Huawei, pero en su sede no respondieron la llamada.
La compra de la red móvil 3G es parte del plan que desarrolla el ICE con miras a la competencia en el mercado de las telecomunicaciones que se dará a partir de mediados del año entrante.
El propósito del Instituto es tener el mercado celular copado antes de que lleguen los competidores.
La red 3G se basará en la tecnología WCDMA/HSDPA con plataformas multiservicios, que ofrecerá servicios de Internet, voz y vídeo en forma simultánea.
Es decir, que los usuarios de la nueva red tendrán acceso a servicios de valor agregado como videollamada, mensajería multimedia, videolocalización, roaming de voz, datos y prepago, entre otros.
El arriendo con derecho a compra de la nueva red celular es una iniciativa que viene promoviendo el ICE desde 2004, pero ha enfrentado traspiés.
Por ejemplo, el año pasado el Instituto sacó la licitación pero solo participó Huawei luego de que cuatro multinacionales renunciaran al concurso al apelar que el contrato no era consistente.
Al final el ICE declaró el concurso desierto al encontrar problemas técnicos en la oferta planteada por la empresa y por el alto costo en que cotizó la red.
Este es el tercer concurso adjudicado a la firma china para la compra de equipo que es cuestionado.
Antes la Contraloría había anulado la adjudicación de la compra de una plataforma para ofrecer telefonía prepago al considerar que el ICE no analizó si la oferta era ruinosa.
Además se cuestionó el concurso en el que se recomendó dar a Huawei el contrato para proveer un sistema de televisión por Internet.

Ver comentarios