Surgen primeros estudios para nuevo hospital geriátrico
“Nosotros vemos 600 personas todos los días y ya tenemos limitaciones”, dijo Fernando Morales, director del Hospital Blanco Cervantes. Esteban Monge/La República
Enviar

Caja explora opciones, mientras UCR colabora con planos

Surgen primeros estudios para nuevo hospital geriátrico

Población adulta mayor tendrá un incremento del 64% a 2025

Las personas que hoy se ubican cerca de los 40 años y los más jóvenes podrían contar a futuro con un moderno hospital geriátrico.
La Caja comenzó a explorar opciones para sustituir la infraestructura actual. Esto debido a que la composición de la población comenzó a cambiar y a 2025 se espera un incremento en los adultos mayores del 64%.


La idea es contar con un centro médico especializado en las personas mayores, al igual que existe un Hospital Nacional de Niños.
“La gerencia médica inició los estudios técnicos de oferta y demanda que tendría el hospital”, dijo Gabriela Murillo, gerente de Infraestructura y Tecnología de la Caja.
Los resultados estarían disponibles en el primer trimestre del próximo año. Con la información se tendría una base para determinar de qué tamaño sería el hospital y su capacidad.
La adquisición de un préstamo internacional para financiar la obra es una de las opciones que estudia la Caja.
Aunque se pensó en utilizar los antiguos terrenos del Instituto Costarricense contra el Cáncer para levantar la estructura, de momento no es posible por una restricción judicial.
“Había gente interesada en donar terrenos, unos quedaban por Santa Ana y otros por el Ministerio de Salud”, explicó Murillo.
La única forma de crecimiento del actual hospital geriátrico es vertical, pero con posibilidades limitadas.
“El proyecto tiene muchos simpatizantes, todos vamos para adultos mayores y la pregunta es ¿qué va a pasar con eso?, ya hay zonas del país donde esa población es del 17% y 18%”, agregó Murillo.
El Hospital Blanco Cervantes, donde se brinda la atención a los adultos mayores, ya excede su capacidad.
El centro médico se construyó para curar a los tuberculosos y tanto el diseño como la estructura, datan de 1940.
“La población se envejece a pasos agigantados, los usuarios claman por un centro más acorde. Hoy tenemos 140 camas, lo ideal sería tener de 400 a 500”, explicó Fernando Morales, director del Hospital Blanco Cervantes.
De igual modo, el centro médico cuenta solo con dos salas de cirugía, una para oftalmología y otra para otras especialidades que se maneja por turnos.
Algunas personas se remiten a otros hospitales nacionales debido a que no hay procedimientos importantes para esas edades, como ortopedia y vascular periférico.
Otra de las necesidades es la formación de especialistas, y ese hospital funcionaría como una escuela para formar a estos profesionales.
El nuevo hospital permitiría hacer investigación para conocer la prevalencia de enfermedades en los adultos mayores.
“Necesitamos equipos especiales, buenos y duraderos. Conforme aumenta la franja de adulto mayor disminuye la de los jóvenes, nosotros vemos 600 personas todos los días y tenemos limitaciones que no nos permiten abrir las 24 horas”, añadió Morales.
El plan estratégico se trabajaría en colaboración con la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad de Costa Rica.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios