Enviar
Entidad reguladora evalúa modelos similares en tamaño y normativa
Supervisión de telecomunicaciones se acelera

• Aresep inicia discusión de mecanismos de identificación y selección del Consejo de la Sutel
• Ex reguladores advierten que se debe asegurar independencia política y empresarial del órgano regulador del sector

Mónica Cordero
[email protected]

La aprobación en primer debate de la Ley General de Telecomunicaciones activó el proceso de formación de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), en manos de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep). Hasta hace dos días, las acciones eran limitadas en vista de la incertidumbre de cambios y tiempos de aprobación para las iniciativas de ley.
La Sutel es un órgano de desconcentración máxima de la entidad reguladora y cuenta con personalidad jurídica instrumental. La figura es la encargada de fiscalizar y asegurar la competencia en un mercado abierto.
La Ley de Telecomunicaciones establece las funciones técnicas de la Sutel, mientras la estructura y sus potestades son definidas en el proyecto de Ley de Fortalecimiento y Modernización de las Entidades Públicas del Sector Telecomunicaciones. Esta iniciativa cuenta con 14 de las 22 sesiones para alcanzar su votación en primer debate.
“A partir de ahora la discusión pasa de una fase conceptual y genérica a una de planificación. Esto asume un perfil más concreto. Hay que abocarnos a hacer el plan detallado para estar listos en el momento preciso”, indicó Jorge Cornick, directivo de la junta de la entidad reguladora.
El directivo confirmó que se avanza en la identificación y estudio de modelos de regulación exitosos, además de la experiencia de mercados similares en tamaño y normativa.
Las tareas de la Aresep, en el proceso de apertura del mercado de telecomunicaciones, incluyen la creación de seis de los 11 reglamentos que requiere la legislación para operar y el diseño del nuevo órgano regulador del sector.
“Hay borradores de reglamentos basados en las últimas versiones de los proyectos de ley. Estamos tratando de entender nuestra tarea e identificar los mejores expertos internacionales que puedan ayudar en la tarea y en el proceso de capacitación”, explicó Jorge Cornick.
Una tercera función de la Aresep es el nombramiento del Consejo de la Sutel, potestad que fue retirada del Poder Ejecutivo de manera reciente.
“Estamos empezando a discutir los mecanismos de identificación y selección del Consejo. Es importante que sea gente de primera categoría y que se dé un proceso transparente donde predomine el criterio técnico”, señaló Cornick.
El proceso de transición hacia un mercado de telecomunicaciones donde priva la competencia genera expectativas. La experiencia en otros países advierte sobre errores que desencadenan en un órgano regulador débil y “tomado” por los operadores.
“Las superintendencias no han dado resultado en Latinoamérica. No se tienen la experiencia, el poder y la independencia del gobierno y de las empresas reguladas. Es indispensable que exista independencia total y se evite el fenómeno de la captura del regulador por parte de las empresas privadas”, opinó Leonel Fonseca, ex regulador general.
“Es necesario que el regulador y la junta directiva vigilen el origen y desarrollo de la Sutel y que la sometan a la doctrina, filosofía e independencia regulatoria que se aplican a los otros negocios que vigila la Aresep”, añadió Fonseca.
Rafael Carrillo, quien dirigió también la Autoridad Reguladora, avala que la superintendencia se mantenga dentro de la Aresep, lo cual evita la “captura” del organismo por empresarios y políticos.
El ex regulador destaca que el enfoque de modelo de costos y rentabilidad debe migrar hacia la certificación de la competencia y la prestación del servicio con tecnología de punta.
“Debe ser una regulación integral que vele por el acceso universal de los servicios, evitando que se convierten en exclusivos. Otro aspecto fundamental es fijar cánones de interconexión de acuerdo con el tipo de servicio que se preste”, comentó Rafael Carrillo.




Ver comentarios