Enviar
McCain amplía ventaja en tiendas republicanas
Supermartes no definió candidatos

Obama logró victorias en 11 estados, pero Clinton ganó Nueva York y lleva delantera en California


Washington
EFE

El senador republicano John McCain logró ayer allanar su camino hacia la Casa Blanca con varias victoria
s sobre sus oponentes republicanos, en tanto que los demócratas Hillary Clinton y Barack Obama se repartieron el país.
Clinton y McCain ganaron las primarias de California, el estado más importante de la jornada de ayer debido al gran número de delegados que aportará a las convenciones de los dos partidos.
Aunque al cierre de edición solo se había escrutado un 17% de los votos, en el lado demócrata se daba por segura la victoria de Clinton, con el 55%, en tanto que Obama lograba el apoyo del 33%.
En el lado republicano, John McCain se hizo con el 44% de los sufragios, seguidos de Mitt Romney con el 25%, y Mike Huckabee con el 12%, según el mismo porcentaje escrutado.
La atención de la noche estuvo centrada en este estado del oeste de Estados Unidos, porque es el que aportará un mayor número de delegados a las convenciones demócratas (441) y republicanas (173).

Clinton también demostró su fortaleza en la zona Este de Estados Unidos, especialmente en Nueva Jersey y en Nueva York, estado al que ha representado durante dos mandatos en el Senado y que es el segundo en importancia de cuantos estaban en juego anoche.
La senadora sufrió, sin embargo, una d
errota en otro de los estados vecinos, Connecticut, donde se impuso Barack Obama.
No obstante, se resarció en Massachusetts, el estado feudo del clan Kennedy, que recientemente dio su apoyo a su rival Barack Obama.
Barack Obama, por su parte, logró la esperada victoria en el estado que representa en el Senado, Illinois, y que supone además el tercero en importancia en número de delegados, tras California y Nueva York.
El senador afroamericano también ganó Delaware, Dakota del Norte, Kansas, Minesota y Utah, así como Georgia y Alabama, dos estados sureños con una gran proporción de población negra.
Por el momento, se desconoce cómo afectarán estas primarias al reparto total de delegados, dado que según las reglas demócratas, se realizará un reparto proporcional al porcentaje de votos obtenidos, que todavía son preliminares.
Ello significa que el triunfo de Hillary no supone precisamente el fracaso de Obama. Será necesario terminar los recuentos para conocer exactamente el alcance de los resultados de cada uno de ellos.
Ambos aparecían en los últimos días muy empatados en las encuestas, y se preveía que esta situación se podría mantener tras la maratoniana jornada del Supermartes.
En el lado republicano, el senador John McCain destacó del resto con varias victorias importantes, especialmente en el área triestatal de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, en los que aparecía como favorito el alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, que se retiró hace una semana.
Al abandonar la carrera electoral, Giuliani anunció públicamente su apoyo explícito a McCain, lo que podría haber favorecido la victoria del senador en estos tres importantes estados de la costa Este de Estados Unidos.

Según el recuento de votos, McCain habría vencido también en los estados de Delaware, Illinois y Oklahoma.
Tal y como se esperaba, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney ganó en este estado, así como en Dakota del Norte y
en Utah, el estado que concentra la mayor parte de la comunidad mormona del país, religión que profesa este aspirante a la Casa Blanca.
Tampoco fue una sorpresa la victoria en Arkansas del ex gobernador de este estado Mike Huckabee, quien además ganó en Virginia Occidental, así como en Alabama, Tennessee y Georgia, estados sureños donde tiene un gran peso la derecha religiosa.












Ver comentarios