Enviar
¡Suns barren a Spurs!
Celtics le empatan serie a Cavaliers

Los Suns de Phoenix superaron el escollo que representaban los Spurs de San Antonio y tras vencerles por 107-101 en el cuarto partido de las semifinales de la Conferencia Oeste (4-0), alcanzaron el objetivo de las finales, donde se enfrentarán a los Lakers o los Jazz.
La barrida y eliminación de los Spurs puso final a siete años de frustraciones por parte de los Suns, que fueron eliminados cuatro veces consecutivas en la competición de la fase final.
Ni un codazo involuntario del ala-pívot Tim Duncan, que le produjo un corte sobre la ceja del ojo derecho que necesitó de seis puntos de sutura, impidió al base canadiense Steve Nash ser la gran figura del partido, junto con el ala-pívot Amare Stoudemire, que definieron el triunfo con una actuación memorable en el cuarto periodo.
El acierto encestador de ambos, que se combinaron para sumar 22 de los 35 puntos que anotaron los Suns en el último cuarto, permitió al equipo de Phoenix volver a las finales de la Conferencia Oeste por primera vez desde 2006.
Stoudemire, que hace tres meses era el centro de atención de un seguro traspaso por parte de los Suns, que al final no se dio porque no consiguieron lo que querían, se ha convertido en el líder del equipo que mejor baloncesto realiza actualmente en la competencia de la fase final.
El ala-pívot dominó las acciones desde dentro de la pintura para liderar el ataque de los Suns con 29 puntos, incluidos 12 en el cuarto periodo, y cinco rebotes después de jugar 38 minutos y anotar 10 de 17 tiros de campo y 9-10 desde la línea de personal.
Nash, que jugó todo el cuarto periodo con el ojo derecho prácticamente cerrado por la inflamación de la ceja, no le impidió dirigir de forma magistral las acciones de su equipo, ganarle el duelo individual al base francés Tony Parker, y concluir el partido con 20 puntos y nueve asistencias.
Parker con 22 puntos, cinco asistencias y cinco rebotes, encabezó una lista de seis jugadores que tuvieron dobles dígitos, pero al final, como había sucedido en los partidos anteriores, en los momentos decisivos nadie marcó los puntos que el equipo necesitaba.
En el otro juego de ayer, la figura del base Rajon Rondo brilló más que nunca con un triple doble que permitió a los Celtics de Boston ganar por 97-87 a los Cavaliers de Cleveland en el cuarto partido de la semifinal de la Conferencia Este, que se encuentra empatada 2-2 en la serie que disputan al mejor de siete.
Rondo impuso siempre el ritmo del juego y los Cavaliers nunca pudieron controlar sus acciones, mientras los seguidores de los Celtics, que llenaron el TD Garden, de Boston, lo apoyaban con el grito de “¡MVP!, ¡MVP!, ¡MVP!.
El quinto partido de la eliminatoria se disputará mañana martes en el Quicken Loans Arena, de Cleveland, y el jueves la serie volverá a Boston para el sexto encuentro, que está garantizado.
Por la Conferencia del Este, juegan hoy lunes, Orlando contra Atlanta, la serie va 3-0 a favor de los Magics, mientras los Lakers, arriba 3-0 esperan liquidar hoy ante los Jazz de UTA.

Houston /EFE
Ver comentarios