Enviar
¡Súmele otro al Barça!
Los catalanes ganan la Supercopa tras un intenso partido y ante un digno Real Madrid

En un partido intenso, digno de llamarse clásico, con muchos goles, bronca y expulsiones, Barcelona doblegó al Real Madrid y se adjudicó la Supercopa de España, tras vencerlo 3-2.
El Barça fue sencillamente letal, en los momentos que tuvo que serlo, mientras el Madrid luchó como nunca por silenciar el Camp Nou, pero al final acabó derrotado y desató su frustración en un juego violento que provocó una gresca, en el tiempo de reposición.
La primera parte fue de lo mejor; no más se iniciaba el juego y Cristiano ponía a prueba a Valdés. Real presionó la salida del Barça, tratando de dividir sus líneas y aislar a Xavi e Iniesta de Messi. No obstante, el pequeño genio argentino, al min. 14, partió desde la banda derecha en campo propio, cruzó al centro y tiró una línea que Iniesta recogió y con toque de maestro puso en el fondo de la cabaña de Iker Casillas.
El Real fue por el empate y cinco minutos después Cristiano se lo encontró, sorprendiendo a la parte baja catalana.
Barcelona impuso entonces su autoridad. Casillas voló para salvar espectacularmente un remate de Pedro.
El partido se tornó de toma y dame; Cristiano soltó un latigazo, Valdés desvió y la pelota se estrelló en el horizontal; Özil tuvo la oportunidad, pero su remate fue débil; Messi encontró un hueco, Ramos y Pepe no llegaron pero Casillas salvó, era un verdadero clásico; no obstante, Barcelona estaba en su casa, tenía la orquesta y la música empezó a sonar; Piqué de taquito para Messi y la pulga brincó y brincó hacia el marco de Iker y lo venció, 2-1.
En la complementaria bajó la intensidad. Mourinho introdujo a Marcelo, que ingresó con su fútbol en una mano y con el leño en otra y muy rápido encontró el blanco que llegó a buscar, Messi, pero se salvó; el árbitro no lo vio, pero la televisión lo puso en evidencia.
El Real fue por el empate, se negaba a perder una vez más, se resistió a la máquina azulgrana y Benzemá y Ramos la tenían, pero la desperdiciaron, aunque más adelante, al min. 81, Karim por fin la hundió en acción de dos tiempos ante Valdés.
El partido entró en la recta final, la tensión crecía; un gol más del Real era la victoria, porque aunque le empataran el 3-3 le daría el triunfo; no obstante, el Barça apretó el acelerador; entró Adriano y en el primer toma y dame con Messi, el argentino la pegó como los dioses en el centro del área del Madrid y liquidó el partido.
Real buscó nuevamente el empate, pero en lugar de aprovechar los últimos minutos en fútbol, Marcelo desahogó su frustración en los pies de Cesc Fábregas, se vino la gresca, la tele mostró a Mourinho atizando en lugar de apagar la hoguera y el juego finalizó… ¡Súmele otra Copa al Barça!

Consulta: transmisión de canal 6 y EFE
Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios