Enviar
Sube petróleo por conflicto en Egipto

El crudo aumentó a su precio más alto desde 2008 porque las protestas en Egipto entraron en su segunda semana.
La cotización del petróleo de Texas registró ayer un ascenso del 3,19% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró la sesión a $92,19 por barril (159 litros), su precio más alto desde octubre de 2008.
Al concluir la sesión en Nueva York, los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en marzo habían subido $2,85 respecto al precio de cierre del viernes, para acabar esta primera sesión de la semana en $92,19 por barril.
Este avance se suma al registrado el viernes, cuando el crudo de Texas registró una contundente subida del 4,32%, un avance que no se veía desde septiembre de 2009.
Los contratos de gasolina para entrega en febrero subieron 3 centavos respecto del precio de cierre anterior, para acabar la jornada a $2,49 por galón (3,78 litros), mientras que los de gasóleo para calefacción también con vencimiento el próximo mes se encarecieron 5 centavos y terminaron en $2,49 por galón.
Los contratos de gas natural para marzo se apreciaron 9 centavos respecto del precio de cierre del viernes, impulsado por la elevada demanda ante las bajas temperaturas que azotan a algunas regiones de Estados Unidos, y terminaron la sesión a $4,42 por cada mil pies cúbicos.
Esta subida de la cotización del crudo de Texas, y sus derivados, coincide con la registrada en Londres por el barril de Brent, que ayer superó los $100, después de haber subido un 1,6%, y cerró a $101,01, impulsado igualmente por la crisis política y social que se vive en Egipto y los temores sobre el impacto que pueda tener en Oriente Medio.
El petróleo del mar del Norte no alcanzaba los $100 desde octubre de 2008 y no cerraba por encima de esa barrera desde finales de septiembre de ese año, justo antes del estallido de la crisis financiera internacional.
Los inversores siguen con nerviosismo e incertidumbre la crisis en Egipto -que sucedió a la ocurrida en Túnez-, donde ayer su presidente, Hosni Mubarak, tomó juramento a los ministros del nuevo Gobierno.
“La velocidad a la cual se convulsiona el norte de África ha tomado a muchos por sorpresa”, dijo Bill Blain, estratega de la firma de intermediación bursátil Newedge Group en Londres en una nota de investigación. “¿Qué posibilidades hay de que los fundamentalistas se hagan con el control de la región? ¿Cuán desestabilizantes serían los efectos secundarios sobre el petróleo? Sospecho que el aumento del riesgo continuará viéndose reflejado en las operaciones por unos cuantos días al menos”.
Sin embargo, miles de egipcios repitieron en la plaza Tahrir las protestas que protagonizan desde hace una semana, en un acto que se desarrolló sin incidentes a pesar de que la Policía volvió a las calles después de estar ausente por tres días.
Aunque las manifestaciones fueron pacíficas, Egipto sigue con los bancos cerrados, las oficinas públicas a medio ritmo y con un toque de queda que se extiende por diecisiete horas, lo que ha hecho que los egipcios hayan empezado a aprovisionarse de alimentos.
Para hoy se esperan las protestas más multitudinarias.

El Cairo
EFE y Bloomberg


Ver comentarios