Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Sube como gasolina

Redacción La República [email protected] | Lunes 21 abril, 2008



Sube como gasolina

Un Pau Gasol en gran nivel conduce a los Lakers hacia la victoria

Eduardo Baldares
[email protected]

El español Pau Gasol tiene el tanque de los Lakers de Los Angeles lleno de un combustible “súper” llamado colectividad.
Hace tres años los angelinos estaban tan llenos de estrellas que los egos de todas chocaron y del colapso cósmico no quedaron sino derrotas y frustración.
Tras largarse mascullando cólera Shaquille O'Neal, Gary Payton y Kart Malone, se quedó solo Kobe Bryant, quien elevó su nivel individual hasta alturas “jordanescas”, pero sin compañeros con calidad suficiente para hacer de los Lakers un colectivo capaz de disputar títulos.
Esta temporada las cosas cambiaron. Se llegó a la conclusión de que solo
Bryant, acompañado por jugadores de mediana calidad hacia arriba, no bastaba para aspirar a más, por más bueno que sea Kobe. Entonces se tenía que conseguir a como diera lugar una segunda super estrella, pero no podía ser cualquiera. Ese segundo astro tendría que resignarse a ser la opción número dos, tendría que aceptar que la prioridad de pase fuese Bryant, y si este estaba bien marcado, pues sí, asumir él la responsabilidad.
Para fortuna angelina, esa pieza que le faltaba al engranaje del “Señor de los Anillos”, Phil Jackson, apareció, y se llama Pau Gasol.
Desde que llegó el español, los Lakers son mejores, Kobe sigue luciéndose y cuando no puede, Gasol lo suple, y pueden concentrarse en misiones tácticas específicas Lamar Odom y Derek Fisher, todo en beneficio de un equipo que se convirtió en el favorito del Oeste según los pronósticos.
Tras apoderarse del primer lugar del sector occidental, Los Angeles arrancaron con el pie derecho su serie de primera ronda de playoffs, ayer en casa contra los Nuggets de Denver, a los que derrotaron por 128 -114 con 36 puntos, 16 rebotes y ocho asistencias de Gasol, secundado por los 32 tantos de Bryant.
Por su parte, los Rockets de Houston vieron como el trío formado por el ruso Andrei Kirilenko, Carlos Boozer y Deron Williams dio la superioridad en todo momento a los Jazz de Utah, que les ganaron por 93-82 en su propia casa, el Toyota Center.
En el otro lado de la llave en el Oeste, el base Chris Paul y el poste David West se combinaron para marcar 58 puntos y los Hornets de Nueva Orleans vencieron por 104-92 a los Mavericks de Dallas, y finalmente, en un partido sensacional en sus cuatro cuartos y dos tiempos extra, los Spurs de San Antonio doblegaron por 117-115 a los Suns de Phoenix y se pusieron arriba por 1-0 en la serie al mejor de un máximo de siete encuentros.


Conferencia del Este
Los favoritos arrancaron bien la postemporada oriental:

Magia anotadora
Una primera parte de récords, con un 80% y un 81% de acierto en los tiros de campo y triples, respectivamente, además de 25 puntos y 22 rebotes del pívot Dwight Howard, fue todo lo que necesitaron los Magic de Orlando para ganar por 114-100 a los Raptors de Toronto.

A puro James
El espectacular LeBron James (32 puntos) surgió una vez más con su mejor baloncesto y los Cavaliers de Cleveland se aprovecharon para conseguir la victoria por 93-86 ante los Wizards de Washington, poniéndose en ventaja 1-0 en la serie al que gana cuatro partidos.

Fuente: EFE