Stephenie Meyer pone fin a "Twilight" en su vida
Enviar

CINE

Stephenie Meyer pone fin a “Twilight” en su vida

Cuatro años después de publicar el final de la saga “Twilight”, su autora Stephenie Meyer cierra un capítulo en su vida con el estreno de la última adaptación cinematográfica de su trama de vampiros y hombres lobos, “Breaking Dawn - Part 2”, que debuta en Estados Unidos este viernes.
El mundo de “Twilight”, que comenzó en las páginas de un libro homónimo que vio la luz en 2005, ha traspasado fronteras y formatos para convertirse en un fenómeno de masas con una legión de devotos dispuestos a dormir a la intemperie durante días por ver de cerca a las estrellas del universo que admiran.
“Poner fin a algo que ha sido parte de tu vida durante tanto tiempo tiene siempre algo de amargura”, reconoció Meyer en una entrevista en Los Angeles.
A sus 38 años, esta novelista poco amiga de posar ante las cámaras se debate entre la “tristeza” y la satisfacción de ver completado el trabajo “de una forma muy positiva”, y no esconde su deseo de dejar atrás el ajetreo de una saga que empezó escribiendo en su casa y terminó produciendo en los rodajes.
“Twilight” cambió su rutina, como también lo hicieron sus tres hijos, cuyos horarios escolares contribuyen a trastocar un poco más el ritmo creativo de Meyer, que gestó su icónica saga en la oscuridad de la noche, sin ruidos ni teléfonos, cuando nadie la molestaba.
“No hay nada que sea tan emocionante como crear un mundo”, explicó Meyer, algo que siente que debe volver a hacer más pronto que tarde.
“Mi reloj interno me está diciendo que necesito ponerme de nuevo a escribir. Ha pasado ya bastante tiempo desde la última vez que publiqué algo (“The Short Second Life of Bree Tanner: An Eclipse Novella”, 2010)”, indicó Meyer, que negó sentir la presión de tener que igualar el éxito de “Twilight” con sus próximos proyectos.
“Nada va a ser igual que esto”, apuntó. Meyer dijo que su camino la llevaría a desarrollar historias “para un grupo más pequeño de lectores”, aunque predijo que “todo lo que escriba tendrá un elemento de fantasía y un elemento romántico probablemente muy grande”, comentó.
La autora descartó que tenga en sus planes continuar con esa historia y tampoco pareció muy dispuesta a poner en manos de otros artistas los derechos para sacar proyectos dentro de ese mismo universo o hacer nuevas versiones para el cine, algo que se estila mucho en Hollywood.
 

Los Angeles/ EFE

Ver comentarios