Logo La República

Viernes, 27 de noviembre de 2020



NOTA DE TANO


Sporting vs Escazuceña: cero pasión

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 11 junio, 2020

Carlos Méndez, veterano portero del Sporting

Esta tarde se juega el partido de vuelta de la final del Clausura de la Liga de Ascenso entre Sporting y Juventud Escazuceña.

Los brujos ganaron la ida 2-1 y esperan repetir su triunfo para obligar a una gran final contra idéntico adversario, campeón del Torneo Apertura.

Al partido de ida le faltó sangre, pasión, pimienta. Será que los dos equipos se conocen de memoria y entonces, sus directores técnicos, Randal Row del Sporting y el argentino Christian Salomon de Escazú, planificaron un juego calculado y sin atrevimientos.

Lea más: Sporting FC dona 700 diarios a hogares sin acceso al Bono Proteger

Debo reconocer que fue la primera vez que veo enfrentarse a este par de equipos en un juego completo y me agradó que sus respectivas nóminas no se convirtieran en un cementerio de fósiles, repleto de veteranos desechados de la primera división. Hay mucha pierna joven en ambos equipos y eso resulta refrescante, porque incluso, los grandes veteranos en escena, como el portero Carlos Méndez en Sporting y el mediocampista Christian Blanco en Escazú, son futbolistas maduros pero en plenitud de condiciones.

Las dos formaciones combinan sabrosa juventud, con futbolistas que ya pasaron por la primera división, pero que lo hicieron muy jóvenes, de ahí que no se pueden calificar, ni por asomo, como veteranos.

Darío Alfaro, Rigoberto Jiménez, Rodrigo Garita, Bryan Vega, Jean Scott y Jaime Valderramos en el monarca del Apertura, conocen los territorios de la máxima categoría, pero en lo absoluto se les puede catalogar como material desechable. No hace mucho que Garita, hoy con 26 primaveras, se perfilaba como enorme talento en la cintura del Cartaginés, con paso incluido en selecciones nacionales menores.

Lea más: La UCR debería ser un equipo fácil de financiar

Escazuceña también formó con jugadores que conocen la primera división, como el portero Minor Alvarez, Carlos Barahona, Richard Castañeda, José Escalante, de ahí que este primer partido nos dejó un sabor también combinado de presenciar a dos equipos de la segunda división, sin “sobros” de la máxima categoría en su formación, que sin embargo y a pesar de la juventud y experiencia de sus nóminas, quedaron debiendo al espectáculo.

La confrontación no tuvo tintes de una final y se presentó como un partido más del calendario.

¿Presión, cálculo, temor, falta de calidad de los actores?

Solo los técnicos Salomón y Row sabrán sus razones, pero lo cierto es que para la vuelta de esta tarde, se ocupa de los finalistas, mucho más fútbol y menos pizarra.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


La rutina campeonizó en el Apertura

Martes 24 noviembre, 2020

El Sporting de Randall Row, tiene un chance de evitar último lugar del B.







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.