Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


S&P baja calificación de aerolíneas

| Sábado 26 julio, 2008



S&P baja calificación de aerolíneas


Dallas -- Standard & Poor's redujo el viernes la calificación crediticia de AMR Corp., UAL Corp y Northwest Airlines Corp. por un pronóstico de que los elevados precios de los combustibles causarán pérdidas combinadas superiores a los $3.500 millones en el 2008.
La empresa matriz de American Airlines, AMR, tendrá una pérdida de por lo menos $2 mil millones excluidos cargos y costos vinculados a valores de activos, dijo el viernes en un informe la calificadora, con sede en Nueva York. Las pérdidas podrían ser “muy superiores a $1 mil millones” en UAL, la compañía matriz de United Airlines, y $500 millones en Northwest, dijo S&P.
Las mayores aerolíneas de Estados Unidos dejarán en tierra por lo menos 465 aviones, abandonarán rutas y eliminarán casi 26 mil empleos a partir de septiembre para reducir el impacto de un aumento del 71% en los precios de los combustibles el año pasado. El combustible se ha convertido en el gasto más grande del sector y ha ocasionado pérdidas netas combinadas en el segundo trimestre de $6.200 millones en seis de las mayores aerolíneas estadounidenses.
“La débil economía estadounidense probablemente limitará el nivel de incrementos de tarifas y no esperamos que los precios más altos de los billetes sean suficientes para evitar una pérdida grande este año y una menor, pero igualmente sustancial, en el 2009, si siguen altos los precios del combustible”, dijo Philip Baggaley, analista de S&P en Nueva York, en el informe de AMR.
S&P redujo la calificación corporativa de largo plazo de AMR, con sede en Fort Worth, estado de Texas, y de UAL, de Chicago, a B-, o seis peldaños por debajo de grado de inversión, desde B. La calificación de Northwest fue reducida a B, o cinco niveles a la categoría de basura, desde B+.
Los esfuerzos de las aerolíneas estadounidenses para aumentar las tarifas y los ingresos mediante nuevos cargos a los pasajeros por cosas tales como el número de maletas despachadas o la elección de determinados asientos podría ser insuficiente para frenar las pérdidas si el costo del combustible se combina con una caída significativa en la demanda de viajes, dijo Baggaley en una conferencia con los analistas.
“La mayor preocupación es, conforme entramos en el otoño (boreal), qué caída tendremos en el tráfico”, dijo. Las aerolíneas no pueden juzgar la demanda con mucha antelación porque los consumidores compran sus billetes cada vez más cerca del momento del viaje.