Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



GLOBAL


Sony necesita otro gran éxito después de PlayStation

Bloomberg | Miércoles 24 mayo, 2017

Sony debe fabricar un dispositivo mucho más omnipresente y que pueda atraer a consumidores fuera de la base de jugadores de videojuegos. Bloomberg/La República


Para entender el futuro que le espera a Kazuo Hirai, considere lo siguiente: PlayStation4 de Sony Corp. cuesta un 39% menos que el iPhone 7 de Apple Inc., pero vende un décimo de las unidades que mueve por año.

El motivo es obvio. Los smartphones pasaron de ser una herramienta de negocios tecnológica a algo imprescindible y omnipresente. A Kaz le fue fabulosamente bien recuperando a Sony estos últimos cinco años.

Según un comunicado de la empresa publicado para el día de los inversores, la clave será “seguir siendo la “última pulgada” que brinde una sensación de asombro a los clientes”, expandir los ingresos constantes y buscar nuevos negocios.

Son tres estrategias estrechamente vinculadas. Como las ventas de televisores están en declive, su división de computadoras Vaio se escindió y apenas si se venden sus smartphones, la última pulgada de Sony depende mucho de PlayStation.

Pero la división de consolas de videojuegos está congelada en el tiempo. El hecho de que Sony haya aumentado las ventas de la PS4 el año pasado revela una nostalgia duradera por la plataforma y que la consola de $399 ofrece un valor increíble para ese precio.

Cierto es que el crecimiento de las ganancias de Sony no provendrá del hardware y Kaz no finge que será así. La competencia por los ingresos constantes enfrenta a Sony con todo tipo de rivales, entre ellos Netflix Inc., Spotify Ltd., The Walt Disney Co. y hasta Amazon.com Inc. y Apple.

Lo que tiene Sony y los demás no es su PlayStation. El equivalente más cercano es el iPhone de Apple. Pocos competidores tienen hardware en 78 millones de hogares. Kaz dijo que ahora es momento de cosechar esa base, que incluye a 70 millones de usuarios activos por mes que pasan 600 millones de horas por semana en la red de PlayStation.

Es una cifra impresionante, pero Sony tendrá que vender mucho más que 20 millones de unidades por año si desea expandir su clientela.
Sony debe fabricar un dispositivo que esté mucho más omnipresente y pueda atraer a consumidores fuera de la base de jugadores de videojuegos, que actualmente está dominada por los hombres y envejece lentamente. Dos ejemplos de ello son Amazon y Alphabet Inc., con Echo y Home, y probablemente las imitará Apple.

Con sus antecedentes en sonido, video, sensores y entretenimiento, Sony tiene todo para lograrlo. Soñar con otro gran éxito no debería costarle demasiado a la empresa que inventó el Walkman.