Enviar
Soñar sí cuesta

Posibilidades de medallas en China son mínimas y un top ten sería un éxito

Luis Rojas
[email protected]

El viejo dicho de que soñar no cuesta nada no se aplica en el caso de los atletas ticos que participarán en la próxima olimpiada en China, porque más allá del entusiasmo y el patriotismo una realidad deportiva aplasta cualquier buen deseo, y lo cierto es que a Costa Rica las cuentas no le alcanzan para aspirar más allá de una participación decorosa.
Los ciclistas Federico Ramírez y Henry Raabe, el taekwondista Kristopher Moitland y el velocista Nery Brenes son quienes hasta el momento tienen su tiquete asegurado, pero las posibilidades de ellos en la olimpiada están bastante lejos de los pedestales.
LA REPUBLICA consultó a especialistas en los diferentes deportes, los cuales coinciden en que si bien es buena la participación en una olimpiada para enfrentar un nivel verdaderamente alto, el lograr medallas depende de procesos de muchos años, como fue el caso de las hermanas Claudia y Sylvia Poll, únicas medallistas olímpicas ticas.
Sin duda, para esta olimpiada el atleta nacional con más expectativas es el velocista Nery Brenes; su tiempo en el mundial bajo techo demostró que está enrumbado a consolidarse com
o un deportista de muy alto rendimiento.
Sergio Molina, entrenador de atletismo de alto rendimiento de nuestro país, considera que desde que este muchacho mejoró la estructura de su plan de entrenamiento y se metió de lleno en el mismo está, de seguir por el mismo camino, a punto de dar un gran salto hacia el deporte de muy alto rendimiento, pero después de la olimpiada deberá mantener su proceso y realizar el ciclo olímpico completo y fogueos internacionales de calidad.
“Si me preguntan por las posibilidades de Nery en la olimpiada, y tomando en cuenta que en el mundial bajo techo no participaron varias figuras del atletismo que son favoritas para las medallas, como el estadounidense Jeremy Wariner, candidato al oro, yo me daría por satisfecho si Brenes lograra meterse en semifinal, estar entre los primeros 20 del mundo, en ese nivel tan alto eso sería un gran logro para él”, indicó Molina.
Y es que en deportes como este los tiempos son los que hablan, y es prácticamente imposible dar saltos enormes sin un proceso específico a cuestas. Wariner, por ejemplo, en el pasado mundial de atletismo en Osaka, Japón, en agosto de 2007 logró la marca de 43s45c en los 400 metros y sus compatriotas Lashawn Merritt y Angelo Taylor 43s96c y 44s32c, mientras que Brenes estable
ció su mejor marca en España, en 46s65c.
Para Molina, la posibilidad de ir avanzando en las pruebas eliminatorias que enfrentará durante la olimpiada se da, primero porque tiene mucho talento y segundo porque en esas fases, octavos, cuartos y semifinales, los atletas no siempre dan el máximo esfuerzo; ya en una final sería otra cosa y si Nery lograra entrar en la misma, eso sería equivalente, sin
tomar en cuenta el lugar que ocupe, a alcanzar una medalla olímpica.
“Nery, con sus 22 años de edad, tiene el futuro por delante y la olimpiada será
una gran experiencia para él, pero después de esas justas es cuando más hay que trabajar para ayudar a ese muchacho”.
En el caso de Kristopher Moitland, este taekwondista de la categoría más de 80 kg y que ya tiene experiencia olímpica (Atenas 2004), aspira a avanzar en la llave de clasificación de 16 competidores y quedar entre los cuatro finalistas, lo cual le aseguraría por lo menos un bronce, ya que el formato asigna en esta disciplina dos de esas preseas.
Ronald Bolaños, actual dirigente de este deporte y ex medallista del ciclo olímpico, señala que en la olimpiada se hace una rifa entre todos los competidores, por lo cual hay dos formas de avanzar. Una es que le toquen en la misma rivales accesibles. “Con la experiencia que él ha acumulado, ya sería factible que lograra avanzar en la llave; la otra, es que si primero pelea con uno de los favoritos, y es derrotado, este, conforme siga avanzando en la llave lo arrastrará hacia un repechaje en donde él tendría una segunda oportunidad para acercarse a la medalla”.
En este deporte los países asiáticos como China, Corea, Irán, Irak; europeos como Francia y España, y americanos como Cuba y el mismo Estados Unidos tienen buenos competidores en esta categoría.
No obstante, Bolaños señala que “otra ventaja para Moitland es que lo mejor del taekwondo mundial está entre los pesos de 68 a 78 kilos, en más de 80 no hay tantos por lo cual el camino hacia una medalla pareciese más accesible. Creo que para Kristopher este es un gran momento y sinceramente yo daría como un gran triunfo el que pudiese finalizar entre los ocho mejores del mundo”.
Por último, en ciclismo la tarea para Ramírez (montaña) y Raabe (ruta) es igualmente dura. Andrés Brenes, sexto lugar en la Olimpiada de Atlanta, destacó que ya solo el hecho de que ellos asisten solos y tengan que competir ante equipos les pone cuesta arriba sus posibilidades.
“Una olimpiada es un asunto serio. Ahí está lo mejor y los más preparados, profesionales, y quien no tiene una preparación de alto nivel tiene que darse en el pecho por el hecho de que no le saquen una vuelta de ventaja”.
Para Brenes, si a Raabe le toca competir en una contrarreloj individual tendría
un mejor resultado, porque en la ruta enfrentaría a cuartetas y tríos.
Mientras tanto, en el ciclismo de montaña los primeros cinco países del mundo tienen tres competidores y en la ruta tienen derecho a cuatro o seis, “y eso te dice que las posibilidades de una medalla, para un país que lleva un representante nada más son de uno contra 99. He oído hablar a muchachos que van a la olimpiada y lo que comentan al final es cuántas vueltas dieron y pudieron aguantar con el grupo líder, lo demás es soñar”.
En el caso de Brenes, su éxito se generó en el extranjero ya que él tenía mucha proyección porque militaba fuera del país en un equipo profesional.
“Lo que en Costa Rica tenemos que entender es que las grandes potencias del deporte mundial trabajan hoy para la olimpiada que habrá en ocho o 12 años, porque los grandes atletas no aparecen ni se hacen en un mes ni en un año”, concluyó Brenes.

Mañana: Claudia Poll y la natación, un imposible.


¿Cómo saber?

Según Andrés Brenes, entrenador de ciclismo, para saber cuál atleta se perfila para un top ten o una medalla:
“Primero se debe revisar su evolución, a eso se le suma preparación, fogueos, competencias y tiene que ir mejorando; igual o menos no se vale, más es el único indicador de que esa persona aspira seriamente hacia una cúspide”.


En otros deportes

Triatlón: Las posibilidades de Leonardo Chacón de clasificarse están lejanas de acuerdo a su último resultado. De lograrlo e ir a China, ubicarse entre los primeros 20 del mundo sería su gran logro.
La desgracia para Leo fue que en la trascendental prueba del sábado pasado, en el Panamericano que se realizó en México y donde debía puntuar, tuvo que retirarse por un desperfecto en su bicicleta. Está prácticamente fuera y las posibilidades de un wild card son muy lejanas por los problemas internos que hay en el Comité Olímpico Nacional (CON).

Tiro: Hay una posibilidad de que se dé un wild card en esta disciplina; no obstante, las posibilidades de medalla en esta competencia a donde llegarán los mejores del mundo son nulas.
Ver comentarios