Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Solución integral para la inseguridad

| Lunes 23 marzo, 2009


Solución integral para la inseguridad


¿Algún hermano o hijo suyo ha sido asesinado para robarle el teléfono celular? ¿Mataron a su mamá cuando se metieron a robar a su casa? ¿Le han apuntado con un revólver a su cara para robarle el carro? Cuando escribo esto, siento un vacío en mi estómago, porque me puedo imaginar ese tipo de situaciones y sé que hay gente que las ha enfrentado en nuestro país, y usted, ¿qué siente?
Si usted no siente nada, tal vez ya se haya hecho insensible a este tipo de eventos; si siente preocupación, puede ser porque considera que la inseguridad que vivimos en Costa Rica representa una amenaza para su vida y la de su familia. Las preguntas en el párrafo anterior no son para otros países, ya lo sabemos muy bien, por eso en nuestra casa, carro y cuando caminamos por cualquier calle de nuestro país, tomamos las precauciones del caso para evitar ser sorprendidos por el hampa.
No son inventos míos, a pesar de que se puede decir que son percepciones, también son hechos que la inseguridad representa un alto costo para el país. Con esto quiero decir que en las empresas, viviendas, en la propiedad pública y privada, desde el cable eléctrico hasta el felpudo para limpiarse la tierra de los zapatos a la entrada de la casa son susceptibles de robo. Además la inseguridad y delincuencia afectan nuestro bienestar, no solo en cuanto a cómo nos sentimos, sino también en los negocios y competitividad de nuestra economía.
Todos hemos puesto de nuestra parte para luchar contra la delincuencia, el Gobierno, las empresas privadas y las personas en su casa y en la calle. El Estado invierte en seguridad, así como lo hacen el sector privado y los individuos. Se han hecho esfuerzos importantes y eso hay que reconocerlo, sin embargo no alcanza. Todos quisiéramos que el problema se acabe, pero no creo que la delincuencia ni la inseguridad se puedan erradicar totalmente ni para siempre.
Debemos evitar caer en la tentación de creer que la solución al problema está solo en más policías, solo en aumentar las penas a los delitos existentes o en tipificar aquellos que aún no lo están. Caer en esas tentaciones nos podría llevar a cometer pecados que no nos permitirían solucionar el problema de manera efectiva.
La solución debe ser integral, eso pasa por temas como el desempleo, la educación, la falta de oportunidades, el acceso a los servicios básicos, una policía más fuerte, más cárceles, fortalecer la legislación, de incluir a todos los sectores en la solución, de sistemas de información y de aprender de experiencias que han funcionado en otros lugares. Tampoco nos sirve decir que no hay plata para hacer todo eso, habrá que redistribuir los recursos y aceptar que este es uno de los principales problemas nacionales como lo corroboran algunas encuestas.
A mí se me hace que el asunto anda por sumar iniciativas de todos los sectores, por hacerlo de una manera coordinada, conversar, ponernos de acuerdo y tener la humildad para saber que en este tipo de problemas las soluciones simples o en una sola área podrían no pasar de un mal pensamiento.

Pablo Slon Montero