Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 23 Febrero, 2011


Solo faltan mil días para las elecciones


Ya los precandidatos han consultado con sus familias y estas les han prometido su apoyo para la campaña que inicia en estas fechas. Han comenzado las visitas al país para “escuchar” a los compatriotas; se celebran reuniones en casas donde llegan algunos vecinos para conocer al “líder” y para tomar un cafecito con él o ella. Para los más modernos hay página de Facebook y se incluye Twitter en el celular. Se buscan alianzas estratégicas con “los que conocen de la política” y se realizan desayunos y almuerzos analizando los amigos y adversarios. Se hacen esfuerzos para llegar a la radio para ser entrevistado, y mejor aún si se puede aparecer en la televisión.
En todo lado cuando se les pregunta, dicen que “lo estoy considerando”. Los que no tienen fortuna personal tienen que trabajar, y eso les “quita tiempo” que desearían dedicar a su esfuerzo para llegar a la presidencia. Los más afortunados pueden involucrarse 24 horas al día, siete días a la semana, con el fin de ser elegidos en febrero de 2014. Solo faltan mil días, poco tiempo para armar una estructura nacional, buscar financiamiento, crear un programa de gobierno, y ganar una primaria (si su partido político celebra una) pero sobre todo para distinguirse de los demás y ganar el apoyo del pueblo.
Se requiere un cronograma mes por mes con metas a cumplirse, actividades a celebrarse, entendiendo que si se atrasa en el esfuerzo trazado, habrá que trabajar más en los meses siguientes para reponer el tiempo perdido.
En la actualidad hay diez precandidatos trabajando arduamente para alcanzar la presidencia en 2014. En la filas del partido oficialista PLN están Rodrigo Arias, Johnny Araya y Antonio Alvarez Desanti. En el PAC están Román Macaya, Luis Guillermo Solís, Gerardo Trejos, Epsy Campbell y Ottón Solís (este último ha dicho que no se presentará esta vez si hubiese otros candidatos viables). El Partido Libertario tiene a Otto Guevara y el PUSC a Humberto Vargas.
Hay caras nuevas y otras no tanto, pero todos están presentándose con grandes sonrisas y fuertes abrazos frente y para el público. Todos están de acuerdo que el gobierno actual de Laura Chinchilla no ha cumplido con las expectativas creadas en la pasada campaña (los del PLN lo dicen más disimuladamente) y sin excepción prometen que si el pueblo “los escogiera” harían un mejor trabajo.
Por ahora la agenda de los medios de comunicación es con el gobierno actual, aunque de vez en cuando surge alguno de los diez a la palestra informativa, pero en enero del año entrante habrá cambio de marchas y la administración Chinchilla tendrá que competir contra estos aspirantes por la atención del público. Si hay logros de este gobierno habrá más atención para ella, y menos para los precandidatos. Si los resultados del gobierno son paupérrimos, la atención pasará a los que ofrecen más y mejor en un gobierno del futuro.
¿Es positivo un calendario de mil días para cada campaña electoral? Las actividades de este año y del 2012 no implican costos al fisco y es bueno que los ciudadanos tengan la oportunidad de hablar de temas y problemas nacionales, de alejarse de las telenovelas, el fútbol y la lucha tenaz para entrar al mundo de las ideas. ¡Yo digo que sí es positivo!

Carlos Denton
[email protected]