Enviar
De regreso al campo

Los golfistas deben comenzar de cero pero con entusiasmo

Dinia Vargas
[email protected]

Alejarse por un tiempo de los campos del golf por los motivos que sean, no es una excusa válida para dejar definitivamente de practicar este deporte.
Según Randoll Víquez, profesional del campo Monterán, lo ideal es volver con gran entusiasmo, tomar clases, revisar los palos y después de esto solo queda practicar y practicar.
“No existe ningún tipo de ciencia para volver a recuperar el juego que se tenía, pero lo ideal es comenzar a tirar bolas”, aseguró Víquez.
Dejar de jugar, ya sea por no tener el suficiente tiempo para practicarlo o por una lesión, hace que la persona pierda ciertos aspectos que con la práctica constante ya había logrado.
“En el golf desafortunadamente lo primero que se pierde es el juego corto, esa sensación y delicadeza a la hora de jugar se ve perjudicada, pues el control de la distancia que se tenía ya no es el mismo”, dijo Víquez.
Roberto López, profesional del Costa Rica Country Club, concuerda con Víquez en que solo la práctica le puede ayudar, “lo ideal es volver a retomar la rutina que le dio el éxito anterior, por supuesto hay que tener mucha paciencia y saber que se comienza de cero”, afirmó.
Cuando la persona tenía un buen nivel de juego y se vio obligada a dejar de practicar es aún más complicado, “en muchas ocasiones el golfista desea poder jugar como la última vez que lo hizo. Para recuperar el ritmo, tiene que dar su mayor esfuerzo y practicar cada vez que pueda, porque es imposible lograrlo”, manifestó López.


En pocas palabras

Las personas cuando vuelven a practicar el golf deben tomar en cuenta lo siguiente

* Regresar con entusiasmo
* Practicar con empeño
* Recurrir a la rutina que tuvo anteriormente
* Y sobre todo tener paciencia


Golf saludable

Dinia Vargas
[email protected]

Un estudio realizado en Suecia pone de manifiesto las ventajas que tienen las personas que juegan golf.
Después de analizar a 300 mil golfistas de este país se dieron cuenta de que la tasa de mortalidad de ellos es un 40% menor a la de otras personas del mismo sexo, edad y nivel socioeconómico, lo que corresponde a cinco años de aumento en la esperanza de vida, según los datos del estudio Scandinavian Journal of Medicine and Science in Sport, realizado por la Universidad de Medicina sueca Karolinska Institutet.
“Una ronda de golf significa estar fuera entre cuatro o cinco horas caminando a un ritmo más rápido (entre seis y siete kilómetros), lo cual es muy bueno para la salud, además el golf tiene muchos aspectos sociales y psicológicos que son positivos”, aseguró Anders Ahlbom, autor del estudio.
Este estudio no descarta que otros factores distintos a los reales de juego, como un estilo de vida saludable en general, estén influyendo en la menor tasa de mortalidad observada en los golfistas (especialmente en aquellos jugadores que poseen un handicap bajo).

Consulta: www.espanol.news.yahoo.com


Ver comentarios