Solís dejará Gobierno con alto déficit en infraestructura vial
Proyectos fundamentales para el desarrollo y competitividad del país, no se terminarán antes de que Luis Guillermo Solís deje el cargo en mayo de 2018. La ruta a San Ramón es un ejemplo de los problemas en el área de infraestructura. Archivo/La República
Enviar

Sin importar que aún le queda un año y medio en el cargo, la administración Solís Rivera dejará un alto déficit en el desarrollo de infraestructura vial, al abandonar el cargo en mayo de 2018.

La ruta 32, la nueva vía a San Ramón, los pasos a desnivel en Guadalupe, Rotonda La Bandera y posiblemente Garantías Sociales no estarán listos.

Asimismo, tampoco se prevé que los cinco tramos de Circunvalación Norte estén inaugurados y por el nivel de avance que tienen obras como Punta Sur, los nuevos puentes sobre el río Virilla y hasta La Platina, no se vislumbra que estén terminados en los 16 meses que quedan de trabajo.

La lentitud se debe a una maraña de trámites burocráticos que imposibilitan la inversión de recursos, el desarrollo de concesiones o el establecimiento de fideicomisos, aseveró Giselle Alfaro, viceministra de Infraestructura, que reconoce que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, no tiene los recursos para gestionar grandes obras de infraestructura en este momento.

Las expropiaciones, los permisos ambientales, la fiscalización de la Contraloría y otros órganos de transparencia como auditores y hasta la Defensoría de los Habitantes, entorpecen la gestión del Gobierno a la hora de construir obras viales.

“La gente piensa que cuando se financia un proyecto, esto es sinónimo casi de inauguración, pero eso no es así, ya que falta gran cantidad de trámites por cumplir, antes de poner en ejecución la obra. Hay que reconocer que son muy diferentes las cosas cuando se está afuera y cuando se está adentro”, agregó Alfaro.

Sin embargo, esto no quiere decir que el gobierno se haya cruzado de brazos, ya que sí concluyó con éxito la ampliación a cuatro carriles de los 50 kilómetros entre Cañas y Liberia que dejó muy avanzada el gobierno de Laura Chinchilla.

Asimismo, tiene previsto que el corredor norte de Chilamate-Vuelta Kooper se inaugure a mediados de 2017, mientras que para esa misma fecha se habrá ampliado la capacidad del puente en la entrada a Heredia, entre la Pozuelo y Jardines del Recuerdo.

Otro éxito sería la construcción de 2 kilómetros de la ruta 257, que comunicará la carretera a Limón con el megapuerto de APM Terminals.

No obstante, ninguna de estas obras se puede comparar con la magnitud y el impacto de las que no estarán terminadas, como es el caso de la ruta 32.

Las justificaciones de Alfaro no son compartidas por los expertos en el desarrollo de infraestructura, quienes señalan que el gobierno perdió dos años “en una curva de aprendizaje” y que la mala gestión, hace que el país pierda competitividad.

De hecho, Costa Rica ocupa en estos momentos la posición 115 en cuanto al estado de las carreteras, de acuerdo con el último Informe de Competitividad Global.

 


OBRAS INACABADAS


Una serie de proyectos fundamentales en el área de infraestructura vial no serán terminados antes de que Luis Guillermo Solís deje la Casa Presidencial en mayo de 2018, debido a una maraña burocrática que incluye expropiaciones, el refrendo de la Contraloría, la búsqueda de financiamiento, la planeación y los permisos ambientales.

Ruta Estado
Circunvalación Norte No hay financiamiento para todos los tramos
Florencio del Castillo Sin estudios, ni diseño
Intervención Cañas-Barranca En fase de estudio
Nueva vía a San Ramón A la espera de refrendo para fideicomiso
Paso desnivel Garantías Sociales Proceso de licitación
Paso a desnivel La Bandera No hay diseño
Paso a desnivel en Guadalupe Sin diseño
Punta Sur Sin análisis de preinversión, ni financiamiento
Puentes sobre río Virilla En recepción de ofertas para construcción
Ruta 32 Sin viabilidad ambiental, ni diseño

Fuente MOPT

 


REZAGO EN INFRAESTRUCTURA


Costa Rica ocupa los últimos lugares en cuanto a infraestructura, de acuerdo con el último Informe de Competitividad Global dado a conocer hace pocos días.


67

el lugar que ocupa Costa Rica en infraestructura en general


115

posición en cuanto a competitividad de las carretas


$2 mil millones

la cantidad de dinero que tiene el país en préstamos aprobados para este sector que están en ejecución.


Más de diez años

Ciertos proyectos como la ruta 32, la carretera a San Ramón y Ruta a San Carlos, llevan más de diez años de planeación

 


MALA GESTIÓN


Los expertos señalan al gobierno y a los excesivos trámites como los responsables del rezago en infraestructura.

Randall Murillo

Director ejecutivo
Cámara de la Construcción

Tenemos una estructura estatal agotada, donde el Conavi, el Consejo de Concesiones y otros entes no funcionan y, al mismo tiempo, no garantizan el mejor perfil de la gente que debería estar ahí.
Eso ha ocasionado que se haya dejado de planificar, priorizar proyectos, pese a que desde la administración anterior hay recursos, pero los proyectos no avanzan.
Las obras que se finalizan se terminan a cuentagotas y eso no resuelve el problema de fondo, ni ayuda en la competitividad del país.

Olman Vargas

Director ejecutivo
Colegio de Ingenieros y de Arquitectos

El gobierno de Luis Guillermo Solís pasó dos años con poco nivel de ejecución, porque llevó gente con poca experiencia a la administración y eso le está pasando factura. En este momento, vemos mayor movimiento, pero ya no le dará tiempo para la inauguración de obras.
En términos generales, creo que hay un deterioro en la gestión técnica del MOPT y tampoco hay una inversión en equipo moderno para el diseño de carreteras.


TAREA DIFICIL


Una gran cantidad de trámites burócratas afectan la planeación y puesta en ejecución de obras de infraestructura

Giselle Alfaro

Viceministra
Infraestructura

La gente en Costa Rica piensa que cuando se financia un proyecto es sinónimo casi de inauguración, pero falta una gran cantidad de trámites por cumplir, antes de poner en ejecución la obra.
Lo que no se dan cuenta es que estamos hablando de obras de millones de dólares, que requieren mucha planificación.
Hay que reconocer que son muy diferentes las cosas cuando se está afuera y cuando se está adentro.
Eso es parte del aprendizaje de un partido reciente, que le tocó aprender en el proceso.

 

Ver comentarios