Enviar
Negocios que escogieron esta figura jurídica enfrentan cada vez más problemas en su administración
Sociedades anónimas en crisis
• Cuando comienzan las divergencias se vuelven ingobernables y la división de bienes es compleja

Daniel Chacón
[email protected]

Todo proyecto inicia con la constitución de una empresa y la escogencia de una figura jurídica para que pueda funcionar y relacionarse. La más popular es la sociedad anónima, pero cada vez resulta menos conveniente.
La mortalidad de estas ha venido en aumento a causa de errores que se cometen por falta de información y en lugar de servir para una administración correcta de bienes, pueden generar divergencias y disputas difíciles de resolver.
Siendo la ingobernabilidad un problema común, algunos asesores recomiendan en la actualidad otras alternativas, como las sociedades de responsabilidad limitada para aquellos proyectos que surgen como iniciativas de pequeña y mediana empresa, sugirió César Gómez, especialista del bufete Artavia y Barrantes.

¿Por qué las sociedades anónimas han tenido tantos problemas en los tribunales?
Los problemas surgen por los socios de estas agrupaciones mercantiles, por una serie de desacuerdos relacionados con la administración societaria y debido a diferencias entre los integrantes por los objetivos y el futuro que quieren para las empresas.

¿Ejemplos comunes?
Aquellos relacionados con la forma y tipo de inversión que se quiere para la compañía, los gastos de administración y diferencias en cuanto a los beneficios que cada socio quiere obtener de estas empresas.

¿Y por qué este problema va en aumento?
En Costa Rica se ha mantenido la costumbre de fundar sociedades anónimas a petición de los clientes quienes se presentan a los despachos de los profesionales en derecho sin mediar ningún tipo de asesoría previa, sino simplemente por la publicidad informal que ha tenido esta figura comercial, sin conocer ningún aspecto formal de administración y obligaciones societarias.

¿Es un error peligroso?
Al fundar una sociedad, se crea una persona moral con derechos y obligaciones. Crear una mercantil sin saber utilizarla es tan peligroso como traer un hijo al mundo sin atenderlo ni conocer nada de sus necesidades.

¿Existen otras opciones de figura mercantil?
Nuestra legislación comercial contempla toda una organización de empresas mercantiles que no solo son sociedades anónimas, sino por ejemplo sociedades de responsabilidad limitada, sociedades en comandita, y otras figuras asociativas diseñadas para diversos tipos de negocios mercantiles.

¿Por qué se vuelven ingobernables?
Cuando en una sociedad anónima, por la estructura de su capital accionario, no es posible llegar a una mayoría para la toma legal de acuerdos, la mercantil se convierte en ingobernable, ya que los acuerdos se bloquean por los propios accionistas y las decisiones no pueden ser tomadas.

¿Cuáles son las desavenencias que sufren los socios minoritarios?
En muchas ocasiones, los socios minoritarios adquieren un papel pasivo, y pese a sus excelentes ideas de administración no son tomadas en cuenta generando los socios mayoritarios un control completo y hasta abusivo de los intereses societarios.

¿Y cuando son 50%-50%?
El máximo ejemplo de la ingobernabilidad de una sociedad anónima lo es cuando la estructura de participación societaria es compartida en un 50% para cada socio, ya que cuando no existe forma de ponerse de acuerdo en las decisiones de asamblea de socios no es posible tomar acuerdos para dirigir la sociedad.

¿Para qué habían sido diseñadas las sociedades anónimas en un inicio?
Las sociedades anónimas son conocidas como la sociedad de la gran empresa, donde el anonimato de los socios es una constante ya que sus acciones se cotizan para el mejor postor, sin saber o conocer al socio que aporta capital a la compañía.

¿Cuál figura resulta más funcional a los empresarios nacionales según su tamaño y actividad?
Las formas de agrupación para realizar negocios son múltiples, y el derecho comercial es muy rico en cuanto a este tipo de organización, cada negocio y cada fin que tengan los empresarios son reflejados en formas jurídicas propias creadas para los efectos.
Ver comentarios