Foto 1
No es solo el teléfono inteligente lo que está llevando a la muerte de la PC. Es también la divergencia de intereses entre los mayores actores del mundo desde Microsoft, Intel, Hewlett-Packard o Dell. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios