Enviar
Martes 11 Agosto, 2015

En Singapur, la intervención estatal se basa en planificar y dirigir el desarrollo económico, definiendo las estrategias y otorgando el ambiente necesario

Singapur, un ejemplo de progreso imitable

La historia de Singapur inicia en 1819, cuando el inglés Thomas Stamford Raffles construye un puerto británico que permitió que la isla se convirtiera en un importante centro comercial con India y China, y fuese un prestigioso puerto comercial del sureste asiático.
Singapur es una Ciudad - Estado con 5,4 millones de habitantes y 707,1 km2, que colinda al sur con la península de Malasia y al norte con las islas de Indonesia. Este país está conformado por 74 islas en un terreno pantanoso, suelos estériles, sin agua ni recursos naturales.
En 1960, el pueblo eligió a Lee Kuan Yew como primer ministro y a su Partido Acción Popular (PAP), todavía en el poder.
Lideró en 1965 la separación de Singapur de la Federación Malaya, y con visión de futuro, coherencia, rigurosidad, y el desarrollo de programas de altos estándares en matemáticas, ciencias, educación técnica, e idiomas, impulsó la transformación del país.
Esta nación tiene un ingreso per cápita de $39 mil, con un crecimiento anual promedio superior al 5% del PIB y un desempleo de un 3,5%.
El desarrollo económico de Singapur tiene la gracia de representar el desarrollo de una Nación desde una condición de país en vías de desarrollo hasta convertirse en uno desarrollado.
Estos logros inician en 1960 cuando se define la estrategia económica. Los primeros cinco años se enfocaron en la industrialización mediante la sustitución de importaciones, es decir, se protege la producción interna mediante aranceles a las importaciones, para que las empresas aprendan el “know how” de algunas industrias y sean más eficientes.
En 1965 la estrategia se basó en atraer IED y multinacionales, con el objetivo de reducir el desempleo y aumentar el crecimiento. Se fortalecen las instituciones públicas, que reconocen el poder del mercado y se orientan en monitorear el mercado mundial y atraer industrias deseables.
Al principio se buscan industrias mano de obra intensivas para atacar el desempleo, el estado interviene manteniendo una fuerza laboral de bajo costo, luego, la estrategia da un giro hacia las industrias capital intensivas, de gran tecnología y alto valor agregado, en donde el estado es responsable de ofrecer mano de obra calificada.
Cabe destacar que en Singapur la intervención estatal se basa en planificar y dirigir el desarrollo económico, definiendo las estrategias y otorgando el ambiente necesario para su implementación.
En este sentido, se concentra en proveer infraestructura de gran calidad para complementar la acción de las multinacionales.
Por último, soñar, planificar y ejecutar son parte de la cultura de esta nación. No obstante los vectores de su desarrollo están asociados a la creación de instituciones eficientes y poco burocráticas, con visión de futuro, meritocracia, coherencia, honestidad, pragmatismo, rigurosidad, altos estándares, transparencia, y cero tolerancia a la corrupción.

Luis Fernando Allen Forbes
Director ejecutivo, Asociación Salvemos El Río Pacuare