Sin certificación negocios turísticos
El interés ha crecido, esperamos que este movimiento siga aumentando y el total de las empresas consigan la certificación, explicó Alberto López, jefe de sostenibilidad del ICT. Marco Monge/La República
Enviar

Turismo

Sin certificación negocios turísticos

No es valorado por los turistas como valor agregado

La certificación de sostenibilidad que entrega el Instituto Costarricense de Turismo a las empresas turísticas, aún es vista con recelo por el sector.
Una de las razones es que no representa una ganancia traducida en más clientes o ingresos, pues los turistas no toman en cuenta esta distinción a la hora de escoger un hotel o bien un tour operador.

201312202342420.pag22.jpg
Pese a que el proceso es rápido, pues dura cerca de nueve meses, y además es gratuito, ya que los gastos son cubiertos por el ICT, la mayoría de los empresarios no ha buscado tener esta certificación.
Del total de los negocios dedicados a ofrecer servicios relacionados con el turismo como hoteles, agencias de viajes, rent a car, tour operadores, solo el 31% tiene esta certificación.
El número es bajo, pues la distinción se creó en 1997; es decir han pasado 16 años y aún ni la mitad de los empresarios ha solicitado el proceso de certificación.
Desde el año de creación hasta 2001, 51 empresas obtuvieron esta norma.
Sin embargo, después de 2002 el interés decreció, ya que solo nueve por año la buscaron.
La norma de sostenibilidad considera cuatro ámbitos: el factor cultural que aporta esa empresa, el social, el económico y por supuesto el ambiental.
Dentro de este último, se toman en cuenta aspectos como campañas de reciclaje, anuncios a los clientes para desarrollar una conducta ambiental, así como el uso de materiales biodegradables.
El propósito de este tipo de certificación es atraer a los turistas que respetan y comparten un estilo de vida en pro del medio ambiente y así los empresarios hoteleros con este distintivo tengan mayor demanda.
El proceso inicia con la solicitud al ICT, después da lugar a una serie de supervisiones para determinar si las instalaciones, los artículos usados y la forma de tratar al turista son acordes con prácticas ambientales.
En total, 304 empresas turísticas cuentan con esta certificación, entre las cuales están 223 de hospedaje como hoteles y cabinas.
Además, 70 tour operadores, que son los encargados de vender a los visitantes opciones de atracción para realizar durante sus vacaciones como city tour, canopy y turismo rural.
“Cada año hay un mayor interés de los empresarios por tener este tipo de certificaciones que les permiten a los clientes ver la ideología del lugar donde están, en este caso es demostrar la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente”, indicó Alberto López, jefe de sostenibilidad del ICT.

Angie Calvo
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios