Siete veces Presidentes
Enviar
Siete veces Presidentes
Golfistas estadounidenses ganan en Australia la Copa Presidente

Estados Unidos tenía la ventaja a su favor, supo remar con ella para llegar a buen puerto y así quedar campeón de la Copa Presidente, en Australia.
Por más que el equipo Internacional, que no cuenta con golfistas europeos, trató de dar la sorpresa y lograr una remontada en el último día que hubiese quedado marcada en la historia, la tarea se le hizo imposible.

El equipo dirigido por Fred Couples tenía la diferencia necesaria, y la administró de manera que en los juegos individuales de la última ronda, jugada ayer domingo, les alcanzó para cobrar revancha en el Royal Melbourne, de Australia, único campo y único triunfo que han logrado los Internacionales en la historia de este torneo.
Tiger Woods, al igual que ocurrió hace dos años, logró el punto decisivo que dio la victoria en la Copa Presidente al equipo estadounidense.
Estados Unidos, que suma así su sétimo triunfo en este torneo bienal, inició la última jornada con una cómoda ventaja de 13-9, aun así tuvo que emplearse a fondo, ya que el equipo Internacional llegó a igualar el marcador tras cuatro triunfos consecutivos en los duelos Ryo Ishikawa-Bubba Watson, Charl Schwartzel-Dustin Johnson, Geoff Ogilvy-Bill Haas y Kim Kyung-Webb Simpson.
El equipo norteamericano reaccionó con las victorias de Hunter Mahan y Nick Watney. Pese a los triunfos de Adam Scott y Retief Goosen, el equipo Internacional no tuvo nada que hacer, ya que posteriormente David Toms arrolló a Robert Allenby y Jim Furyk completó su fin de semana impecable –cinco triunfos en cinco partidos– antes Ernie Els.
Entonces surgió Woods para lograr el punto decisivo y olvidar su derrota en la jornada inicial. El “Tigre” embocó seis “birdies” y superó por 4 y 3 al australiano Aaron Baddeley.
Entonces, el equipo Internacional, capitaneado por Greg Norman, ya no tuvo nada que hacer.
“He jugado bien toda la semana, pero desafortunadamente no estaba convirtiendo los 'putts'. Esta vez ha sido diferente. Por alguna razón, me sentía bien y pude poner la bola en su sitio”, dijo Woods, el exnúmero uno mundial.
Fue una pequeña satisfacción de revancha de los estadounidenses, cuya única derrota ocurrió en el Royal Melbourne en 1998.
Fue una reivindicación para Couples, quien dijo a principios de mes que seleccionó a Woods porque es el mejor jugador de siempre.

Consulta: EFE y otros
Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios