Enviar
“Siempre fuimos mejores”

Cristian Williams
[email protected]

En medio de la felicidad colectiva que embargaba a Saprissa, dominaba la euforia de su técnico Jeaustin Campos Madriz. Es su tercer campeonato como entrenador, pero este tiene un sabor especial.
Mucho se dijo, mucho se discutió, pero sobre todo jugó una temporada diferente ante los rojinegros, pero más que en la cancha, fuera de ella, donde los dimes y diretes fueron la constante.
Por eso, apenas Walter Quesada dio por finalizado el partido, levantó los brazos y gritó a más no poder su nuevo triunfo. De nuevo dejó tendidos a sus rivales tradicionales.
Después de festejar en la intimidad del camerino con sus jugadores, salió más ecuánime a hablar con la prensa y aunque era evidente que quería decir muchas cosas, se las guardó y habló de fútbol.
“Este partido lo manejamos con una actitud internacional, las derrotas nos dejaron enseñanzas, por eso siempre fuimos mejores. Le dimos la pelota a la Liga para que la manejara, pero donde nosotros queríamos, luego los apretábamos y la recuperábamos. El trabajo fue perfecto y más bien se pudo hacer más goles”, comentó el estratega morado.
Para Campos todo lo que se pudo haber dicho antes de esta serie ya es historia y que para hablar de su trabajo y del momento de Saprissa, se remite a los hechos, que son los que hablarán de su trabajo.
El orden de sus dirigidos y la entrega que mantuvieron a lo largo de todo el campeonato, son los factores que considera el entrenador fueron determinantes para completar el cuarto campeonato del equipo de manera consecutiva.
Otro elemento que señala como clave, es que cuenta con un plantel en el que todos los jugadores están en condiciones de ser titulares y como ejemplo detalló que en los tres títulos bajo su mando, en la portería ha tenido a diferentes protagonistas.
Primero fue José Francisco Porras, luego Fausto González y en esta ocasión Keilor Navas, quien ayer tuvo dos atrapadas determinantes en el resultado.
Ver comentarios