Enviar
Sibaja: ganamos una final
Myers reconoció que a su equipo le faltó fuerza ofensiva


Dinia Vargas
[email protected]

El fútbol da revanchas y la Liga tuvo la suya ayer, tras vencer al Saprissa en un juego “muy parejo”, porque en esto coincidieron todos los actores: una sola jugada se encargó de marcar la diferencia en un clásico más del fútbol nacional.
Los rojinegros no ocultaron su felicidad ante el triunfo, en especial el anotador del único tanto, Marco Ureña.
“Le doy gracias a Dios, que se me dio la anotación. La verdad fue una sensación que no sabría explicar, yo quería anotar en un clásico y se me dio”, confesó.
Ahora, después de cumplido un objetivo, vienen nuevos desafíos para los alajuelenses: ganar los nueve puntos que quedan para dejarse el primer lugar de su grupo y de la clasificación general.
“Siento que Saprissa hizo muy buen trabajo, fue un gran partido. Ya ganamos dos finales, a Santos y a Saprissa, ahora vamos a Liberia por otra final. Queremos ganar el primer lugar, quedan tres partidos y tenemos dos puntos de ventaja”, manifestó por su parte el técnico erizo Luis Roberto Sibaja.
Sobre los cambios en la alineación titular, Sibaja explicó que, “nosotros buscamos un poco más de solidez en la parte defensiva y eso lo logré con el aporte de (Cristian) Oviedo”.
Precisamente, Oviedo se mostró satisfecho de haber colaborado con el equipo y apuntó el triunfo al hecho de que, “en el clásico se juega con todo. Hicimos un buen partido amarramos figuras importantes de ellos (Centeno y Barrantes) y buscamos la velocidad para contragolpear a Saprissa. Gracias a Dios hicimos el gol”.
Otro que tuvo su revancha ayer fue el capitán Luis Marín, quien no dejó respirar a Alejandro Sequeira. “Los controlamos perfectamente, ellos no tuvieron jugadas de peligro, solamente los tiros de larga distancia. Fue un partido parejo hoy (ayer) ganamos nosotros, como ellos nos derrotaron allá”.
Por su parte, en la otra acera, Roy Myers, el estratega saprissista, expresó quedar conforme con el trabajo de sus jugadores, aunque confesó que les faltó un poco más de fuerza ofensiva.
“Creo que fue un buen juego, vinimos y propusimos, en la primera parte sobre todo. Tocamos el balón, nos adueñamos de la pelota, pero nos faltó profundizar. Después en el segundo tiempo con la anotación, ellos agarraron fuerza y se volvió un partido de ida y vuelta”.
Sobre la caída del invicto morado, Myers, lo ve como algo relativo y no de preocupación. “Nos preocupa no estar de primer lugar, aunque esto no esta definido aún, me hubiera preocupado más si el equipo no hubiera demostrado la gallardía que mostró”.
Al igual que su rival, ahora los morados también se fijan como meta ganar los tres juegos que restan. “Nos inquieta perder, se perdió una batalla, vinimos acá a ganar, a proponer y no se dio. La fe es terminar líderes, nosotros confiamos en lo que tenemos para poder terminar en la punta”, mencionó por su parte, Allan Alemán, quien se fue expulsado.
Mientras tanto, los actores coincidieron en que las suspensiones del juego, les afectó a todos por igual, ya que enfrió el partido.


Ver comentarios