Enviar
Recibió ICE permiso para adquirirla
Sí a venta de Cablevisión, pero con condiciones

Clientes de cablera podrían romper contratos actuales, sin que se les castigue

Si usted es cliente del ICE, en poco tiempo podría recibir el servicio de televisión por cable en su hogar.
La institución recibió por fin el permiso para adquirir la empresa de televisión de paga Cablevisión, luego de que esta se pusiera a la venta hace cerca de un año.
Eso sí, para hacerlo deberá cumplir ciertas condiciones.
La primera de ellas es devolver al Estado al menos cuatro grupos de frecuencias, para que otras empresas puedan ofrecer servicios de telecomunicaciones. Las frecuencias son usadas para comunicaciones, televisión, telefonía, datos, entre otros.
Asimismo, el ICE deberá garantizar que toda la contabilidad de los servicios que venda a través de Cablevisión sea llevada por separado a la del Instituto y que presente un informe sobre el uso de postes y cables que actualmente posee.
Luego de efectuarse la venta, el ICE no podrá tomar parte en la compra de ninguna otra cablera.
El permiso era el último paso legal que se necesitaba para hacer la transacción. El mismo fue otorgado por la Sutel.
En caso de que la compra se produzca con éxito, Cablevisión deberá garantizar a sus clientes la opción de salirse de los contratos actualmente vigentes, sin que esto les represente una penalidad.
Las negociaciones vienen desde enero. Sin embargo, debido al atraso los ejecutivos de Cablevisión presentaron una denuncia judicial y los Tribunales ordenaron el mes pasado a la Sutel acelerar el trámite.
El interés del ICE es introducirse directamente en el negocio de la televisión de paga, ya sea en forma directa o bien entregándole la administración del servicio a su subsidiaria Racsa.
El mecanismo empleado será el de fusión por adquisición; es decir, el ICE pasa a ser dueño automático de todas las acciones, infraestructura, clientes y servicios de Cablevisión.
La transacción se efectuaría a través de un fideicomiso con el Banco de Costa Rica. El monto de la venta aún se desconoce.
La transacción representaría para el operador estatal una nueva arma en su interés de mantenerse fuerte en el mercado, con servicios en los cuales hasta ahora no ha probado.
Actualmente los servicios que ofrece en el campo de la televisión se limitan a algunas alianzas con cableras a través de Racsa; sin embargo esto no le genera mayores réditos, ya que los ingresos son divididos en un 50/50.
Asimismo, la representación de las cableras no es tan fuerte, pues su cobertura se limita al Area Metropolitana.
Cablevisión es actualmente el tercer operador de televisión de paga, superado por Tigo y Cabletica. Posee cerca de un 15% del mercado en varias zonas del Valle Central, según las últimas mediciones de la Rectoría de Telecomunicaciones.
La compra le permitirá al ICE completar planes de Triple Play; es decir, empaquetar servicios de Internet, televisión y telefonía digital bajo una misma factura, algo que otras empresas ya ofrecen en el territorio nacional.
Además de la participación en televisión por cable, el ICE asumiría las riendas del servicio de Internet que Cablevisión también maneja.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios