Sí a la gerencia femenina
“Uno debe confiar en que es capaz, es el pilar fundamental para que los demás confíen en uno, e irradiar esa confianza a los demás”, dijo Miriam Manrique, gerente general de Amba Research. Marco Monge/La República
Enviar

Contratación en puestos estratégicos aún es un reto

Sí a la gerencia femenina

Aporte de mujeres y hombres liderando juntos será puesto sobre la mesa

Resumen Ejecutivo
Tras un proceso de arduo empeño, hoy ocupa un cargo gerencial y da a conocer su testimonio para que más mujeres se atrevan a luchar por una jefatura.
Un caso de éxito es el de Miriam Manrique, gerente de Amba Research, y una de las tantas emprendedoras que dijeron sí a la gerencia femenina.
Ella es ejemplo de la manera en que mujeres y hombres pueden trabajar juntos en la búsqueda de resultados.
Ese será el eje de la cita empresarial que se lleva a cabo hoy, en la conferencia “Factor F+M”, organizado por la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (Amcham).
Esta iniciativa persigue reducir la brecha de trabajo y salario que aún prevalece en el sector empleador nacional, aún más evidente en jefaturas.

La receta de éxito tiene que ver mucho con tener claro el objetivo.
Para romper el techo que limita el ascenso de las mujeres a cargos gerenciales, cualidades como liderazgo y habilidad para enfrentar problemas son fundamentales.
En el caso de Manrique, le favoreció la experiencia en los deportes de alto rendimiento, ya que ahí comenzó su experiencia como líder, en resolver situaciones propias de trabajo en equipo y enfrentar adversidades.
“Tomar riesgos ha sido importante, tomar responsabilidades para las que quizá en el momento no me sentía preparada, pero las tomé e hice exitoso cada proyecto, eso me dio oportunidades para seguir creciendo”, explicó Miriam Manrique, gerente general de Amba Research —subsidiaria de Moody’s—.
Sin embargo, el reto de ser mujer estuvo en cada paso, pues el mercado exige mayor preparación y esfuerzo para ascender.
La perseverancia también es vital en el proceso.
Para que estos casos sean frecuentes y no una excepción a la regla —como sucede hoy—, múltiples organizaciones promueven una mayor participación de las mujeres en cargos gerenciales.
Ese es el caso de la cita convocada para hoy por el programa “Factor F+M: Mujeres y hombres, liderando juntos”, a manos de Amcham.
La iniciativa promueve la labor de la mujer, trabajando de la mano de los hombres en cualquier área.
Proyectar la imagen, evitar estereotipos, manejo de finanzas fundamentales, networking y liderazgo son algunos de los temas por discutir en la cita.
Involucrar más al hombre en la inclusión de mujeres a puestos gerenciales, podría ayudar más si dejan estereotipos de lado, explicó Catherine Reuben, directora ejecutiva de Amcham.
Este esfuerzo espera revertir las cifras negativas, de participación de mujeres en cargos gerenciales.
Solo el 18% de las empresas cuenta con mujeres en puestos presidenciales, y este número es aún más alarmante al analizar las empresas grandes, con apenas un 3% de participación.
Tanto en gerencias generales como en jefaturas, ocupan una tercera parte de los cargos, según el último estudio de equidad de género, hecho por la Cámara de Comercio el año anterior.
El salario continúa situando a las mujeres en una posición desfavorable respecto al hombre.
Para un mismo puesto de trabajo, ellas perciben un 8% menos que ellos.
Sin embargo, el poder de la mujer en la economía ya es notable en los países desarrollados.
Solo el hecho de dominar el 80% de las decisiones de compra, obligó a replantear su importancia como estrategia en las empresas.
El reflejo de eso se puede ver en las compañías en zona franca, que tienen un alto porcentaje de mujeres en cargos gerenciales.
Por tanto, el pendiente está del lado de las empresas regionales y locales.

201405282201490.n55.jpg

María Fernanda Cisneros
[email protected]
@mcisnerosLR

Ver comentarios