Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



EDITORIAL


Sí a la plata

| Martes 23 junio, 2009




El préstamo que nos ofrece el Banco Interamericano de Desarrollo generaría empleo y reactivaría la economía

Sí a la plata

Costa Rica debe aprovechar la oferta de un préstamo por $850 millones que nos facilita el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en condiciones favorables, con el fin de que se utilicen estos fondos para cinco propósitos productivos.
En primera instancia, habría recursos financieros para reactivar la economía a corto plazo, al invertir una parte de este préstamo en proyectos de infraestructura.
Además, esto dotaría al país de un recurso esencial para que la economía se torne más eficiente, mediante la baja en el costo del transporte, lo que a su vez reduce el precio que pagan los consumidores por los bienes que necesitan. También aumentaría el atractivo de Costa Rica como destino para turistas, que pasarían más tiempo disfrutando las bellezas de playas, montañas y ríos, y menos horas inhalando humo de diésel en nuestras espantosas carreteras.
En tercer lugar, una parte del préstamo podría dedicarse a obras sociales, tal como lo está haciendo China, que ya cuenta con una moderna infraestructura; por eso, en estos tiempos de recesión el país asiático está invirtiendo una parte de su significativo superávit presupuestario en desarrollo humano.
En términos financieros, es un momento propicio para que el país aproveche esta oportunidad, en parte porque la tasa de interés de un 5,6% que cobraría el BID es bastante atractiva.
Con la misma importancia tiene que tomarse en cuenta el hecho de que el endeudamiento público costarricense está por debajo de un 40% del valor del Producto Interno Bruto, un nivel inferior al de casi cualquier país primermundista; en este caso, no tenemos que preocuparnos por una situación de deuda excesiva.
Finalmente, aprovechar este préstamo compensaría el problema de la deficiencia fiscal que actualmente se experimenta, algo inevitable en un periodo económico difícil, en el cual las empresas e individuos ganan y contribuyen menos.
El proyecto de ley para aprovechar el préstamo del BID se encuentra en manos de la Asamblea Legislativa. Debería ser aprobado ya.