Enviar
Shakira hizo cantar al Estadio Nacional
Enfrentó problemas técnicos, pero la colombiana sacó la faena con mucha música y movimiento de caderas

Aunque su gira se llama “Cuando sale el Sol”, la cantante colombiana Shakira tuvo consigo a medias el calor y la luz de ese astro en el concierto que ofreció el domingo anterior en el nuevo Estadio Nacional.
La artista se presentó en el coloso de La Sabana para cerrar las actividades de inauguración de ese último, y logró conquistar a más de 30 mil personas con su voz y los movimientos sensuales de sus caderas, a pesar de un problema técnico tempranero que enfrió su show.
El arranque fue en grande a las 9:15 p.m., cuando la artista entró caminando frente al escenario entre el público, cubierta por unas telas rojas de pies a cabeza, y entonando el coro de su tema “Pienso en ti”.
Instantes después la oriunda de Barranquilla subió a la tarima y bastaron segundos para que el público comenzara a cantar las estrofas de la canción y le empezaran a gritar por admiración a su baile.
Un “Buenas noches Costa Rica” y una gran sonrisa fue el cálido saludo que envió la colombiana a los presentes para continuar con el tema “Años luz”, sin embargo minutos después un balde de agua fría calló sobre todos los presentes.
Cuando acababa de iniciar el tema a las 9:20 p.m., el sonido y las tres pantallas que estaban proyectando a la artista se apagaron por completo, debido a que el generador eléctrico del estadio no aguantó el montaje que trajo la colombiana.
La intérprete continuó cantando su canción y fue el público cercano a la tarima el que la aplaudió, mientras que el resto de los asistentes no hicieron más que un silencio sepulcral y luego un sonoro abucheo.
El desperfecto duró poco más de diez minutos y obligó a los organizadores a aclarar que no era responsabilidad de la cantautora sino problemas de ellos a nivel técnico; algo que tranquilizó a medias a los presentes entre niños y adultos.
A las 9:35 p.m. Shakira volvió al escenario y fue cordial con el público al promover que siguiera la fiesta.
“Tuvimos pequeños problemas con la electricidad pero ya estamos listos y espero que la pasen muy bien. San José hoy yo soy toda tuya”, afirmó.
Y el show de verdad continuó más alegre que antes, ya que la artista presentó una lluvia de temas “viejitos”, que la gente no dudó en corear: “Si te vas”, “Suerte” e “Inevitable”.
Incluso se atrevió a “romper” un poco el hilo musical que llevaba al interpretar “Nothing else Matters” de Metallica, al ritmo de un bombo de cuero.
En este momento el público ya estaba entrando en calor, cuando Shakira provocó una avalancha de gritos y brincos al iniciar otro bloque musical de pop y sonidos árabes con “Gitana” de su nuevo disco, “La tortura”, “Ciega, Sordomuda”, “Sale el Sol” y “Las de la intuición”.
A ellas se sumaron los éxitos “Loca”, “Loba” y “Ojos así” en los que demostró que sabe mover muy bien las caderas de un lado a otro, y se ganó miles de aullidos.
Con un “Muchísimas gracias San José” la artista se despidió de los presentes a las 10:45 p.m., pero causó hermetismo entre los presentes, quienes esperaban más.
La colombiana volvió para cantar dos de las piezas más esperadas de la noche “Hips Dont Lie” y “Waka Waka”, esta última que acompañó con brincos y saltos y su tradicional coreografía, y varios niños en el escenario.
El cierre del concierto fue una mezcla de emociones que al final se vieron coronadas por un juego de pólvora un poco tardío, pero vistoso.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios