Enviar
¿Será el desplome de Tiger?
Los patrocinadores tradicionales siguen fieles con Woods… por ahora

Dinia Vargas
[email protected]

Era un ejemplo a seguir dentro y fuera de la cancha. Vida perfecta, bonita familia, excelente jugador, una máquina de ganar torneos y hacer dinero. La vida de Tiger Woods giraba como una bola que va directo hacia el hoyo sin encontrar ningún desvío.
El 2009 iba a ser recordado como un año que marcó el regreso del número uno del mundo a los campos de golf, luego de una lesión en su rodilla, un momento muy esperado. Pero todo eso será borrado por la historia más oscura de Woods.
Una historia que pone en peligro el patrocinio que recibe de muchas empresas y que lo han llevado a convertirse en el primer deportista en sobrepasar los $1.000 millones en ganancias a lo largo de su carrera.
De sus millones, más del 80% procede de compañías como Nike, Gillette, Gatorade y AT&T, de las que recibe entre $90 millones y $100 millones al año y que muestran diversos panoramas ante los últimos escándalos del golfista.
De sus 13 patrocinadores, el apoyo no es total. Por ejemplo Gillette indicó que no hace declaraciones sobre la vida privada de sus “embajadores”, y añadió que, “como todos nosotros, son humanos. Y como todos nosotros, cometen errores”. “Al reconocer y aprender de sus errores, esperamos que mejoren aún más, tanto en el juego como fuera de él”.
O aún más, la conocida empresa Nike, con la que Tiger tiene vínculos desde 1997, afirmó que su relación con el golfista “no había cambiado”. Gatorade fue otro que ofreció el apoyo, diciendo: “Nuestra asociación continúa”.
Sin embargo, ya hay algunos otros patrocinadores como AT&T que no han querido referirse al tema y que dejan en el aire la incógnita de si seguirán al lado del golfista o buscarán nuevos bríos.
Para la mayoría de las empresas las disculpas de Tiger Woods después de salir a la luz pública su infidelidad fue más que suficiente, pero esta se dio cuando se conocía un único caso.
Ahora que las amantes han aumentado cuantitativamente, y que algunos medios estadounidenses citan de nueve a diez amantes y el número podría seguir subiendo, es cuando los expertos cuestionan el seguimiento de algunos patrocinadores con la estrella del golf y hasta ven complicado el panorama del golfista para conseguir nuevos patrocinios.
Abonado a esto, resalta el abandono de su esposa, la sueca Elin Elin Nordegren dado a conocer ayer en el diario británico Daily Mail y que podría convertirse en el divorcio más caro de la historia.
Estos hechos hacen pensar a expertos como Bob Williams, director general de Burns Entertainment and Sports Marketing, que representa compañías que buscan contratar a celebridades para vender sus productos, que lo peor para Woods apenas comienza.
“Lamentablemente para Tiger la situación no ha terminado, el momento decisivo será cuando se dirija al público por primera vez”, manifestó Williams, quien considera que eso ayudará a las compañías a determinar cómo se sienten con él.
Por su parte, Philip Stinson, abogado de medios de comunicación, dijo a Finantial Times que legalmente la situación no es nada fácil para Woods, porque la imagen la vende y la de Tiger se está ensuciando y mucho.
Stinson basa su teoría en que normalmente los patrocinadores estadounidenses favorecen las cláusulas de “moralidad” en los contratos, que les permiten poner fin a los acuerdos si el comportamiento de un deportista daña materialmente la reputación de la firma.
“El problema está en definir las conductas que no son motivo de prisión, pero que podría decirse que son moralmente sospechosas y si es posible exponer razonablemente que el comportamiento ha tenido algún impacto material negativo en el buen nombre y la imagen del patrocinador”, explica Stinson.
Este torneo a Tiger se le salió de las manos y la megaestrella podría irse desmoronando poco a poco.

Consulta: www.expansion.com y www.telecinco.es

Suegra en el hospital


La suegra de Tiger Woods, Barbro Holmberg, fue transportada la madrugada de ayer en ambulancia desde la mansión del golfista a una clínica en Orlando, Florida.
Un vocero del Hospital Central de Salud dijo que Holmberg sufrió una indisposición estomacal y los médicos evalúan ahora las pruebas a que la sometieron. Por el momento la madre de Elin Nordegren se encuentra en condición estable.
Ver comentarios