Enviar
Sensibilidad encantadora

• Se exhibe con mucho retraso una comedia aguda y tocante, ganadora del Oscar al mejor guion original.
Juno: crecer, correr y tropezar
(Juno)
Dirección: Jason Reitman. Reparto: Ellen Page, Michael Cera, Jennifer Garner, Jason Bateman. Duración: 1.36. Origen: Canadá-EE.UU. 2007. Calificación: 9.

Varios meses después de su merecido triunfo internacional, llegó a Costa Rica la comedia “Juno: crecer, correr y tropezar”. Aunque se exhibe con mucho retraso, vale la pena recuperar esta película simple, aguda y tocante, ganadora del premio Oscar al mejor guion original. En efecto, gran parte de su valor se debe a la soberbia labor de Diablo Cody, ex bailarina exótica que realiza un sorprendente debut como escritora. Otros méritos de la obra incluyen una dirección perceptiva y una excelente interpretación de Ellen Page en el rol central.
Juno MacGuff es una estudiante precoz, quien decide tener su primera experiencia sexual con un tímido compañero de colegio. La falta de precauciones lleva a un embarazo indeseado. Así, con tan solo 16 años de edad, Juno debe tomar una decisión que podría marcar el resto de su vida.
Al principio, la muchacha considera la posibilidad de abortar. Luego descarta esa opción y toma un camino inusual, ofreciendo el fruto de su vientre a un matrimonio que desea adoptar. Juno escoge lo que parece la pareja ideal para su propósito, pero algunos eventos inesperados complican la situación.
Narrada con calidez y sensibilidad, “Juno” concreta algo poco común hoy en día: una comedia amena y a la vez inteligente, que consigue un equilibrio casi milagroso, entre la suavidad de su tono y la profundidad de los temas que trata.
He aquí una película honesta, directa y sincera, la cual pretende únicamente contar una historia significativa, sin sermonear al público ni lanzar mensajes moralistas. Con respecto al tema controversial del aborto, por ejemplo, los autores no apoyan ninguna tesis, ni a favor ni en contra, aunque defienden el derecho de las mujeres a decidir por sí mismas.
Graciosos y espontáneos, los diálogos son enaltecidos por la labor de un elenco impecable. Lo encabeza Ellen Page, una de las mayores revelaciones femeninas de los últimos años. Page había impactado a propios y ajenos en la escalofriante “Niña mala” (Hard Candy, 2005). Aquí sobresale, encontrando el medio ideal para demostrar la amplitud de su talento. Ella esboza el vívido retrato de una figura destinada a convertirse en un símbolo generacional.
El toque final lo aporta el director Jason Reitman, quien ratifica las impresiones positivas que había causado con su arrolladora ópera prima, “Gracias por fumar” (2005). Mediante un empleo sobrio y siempre oportuno de la cámara, Reitman encuentra la verdad en cada palabra y en cada gesto de los actores, haciendo de “Juno” una experiencia absolutamente encantadora.
Ver comentarios