Señales del fin a estímulo cambiario
Enviar

Señales del fin a estímulo cambiario

El mercado cambiario está dando señales y hay quienes no están convencidos de que la Reserva Federal (FED) cumpla con su promesa de seguir inyectando sumas récord de efectivo en la economía estadounidense hasta 2015.El Índice U.S. Dollar trepó 2,5 por ciento desde que el banco central el 13 de septiembre anunció que mantendría las tasas de interés en mínimos récord hasta mediados de 2015 y emitiría $40.000 millones mensuales para comprar bonos, política que hace bajar el valor de la moneda. Las monedas de rendimiento más alto, de la corona checa al zloty polaco, que se beneficiaron con estas medidas en el pasado, se están debilitando.
Aunque la Fed dijo que mantendrá el estímulo en marcha incluso después de que los datos muestren que la economía está mejorando, el mercado cambiario indica que el aumento del empleo en los EE.UU., la vivienda y la confianza de los consumidores podría impulsar cambios en la política anticipadamente. El dólar sufrirá un alza el año que viene frente al euro y el yen, sobre la base de la mediana de estimaciones de más de 50 estrategas de Barclays Plc a Nomura Holdings Inc. encuestados por Bloomberg.


“¿El mercado realmente cree que la Fed 2015 se va a ver obligada por la Fed 2012?”, preguntó Steven Englander, responsable global de estrategia G-10 de Citigroup en Nueva York, en una entrevista telefónica desde Nueva York. “La respuesta es ‘no’”.C
Citigroup prevé que el dólar se fortalecerá de US$1,2736 hoy en Londres a US$1,22 por euro para fines del año que viene, y se mantendrá firme en unos 79 yenes, luego de cotizarse a 81,15. La mediana de estimaciones de los estrategas consultados para una encuesta de Bloomberg apunta a aumentos de US$1,25 por euro y 83 yenes.
El tercer mayor banco de los Estados Unidos por activos anticipa que habrá una apreciación del dólar aun cuando Englander dice que la Fed probablemente amplíe sus medidas actuales de flexibilización cuantitativa, o QE3, el año que viene comprando bonos del Tesoro además de bonos hipotecarios. Eso tranquilizaría a los inversionistas y dispararía un alza en los dólares australiano y canadiense, agregó.
El fortalecimiento de la economía estadounidense está superando las preocupaciones de que la Fed aumente la oferta de dólares luego de inyectar US$2,3 billones en la economía por medio de la compra de bonos. En sus Perspectivas de la Economía Mundial publicadas el 9 de octubre, el Fondo Monetario Internacional dijo que el producto interno bruto de los EE.UU. se expandirá 2,1 por ciento el año que viene, frente a un promedio de 1,5 por ciento para todas las economías avanzadas. “A mediados de año, el mercado podría empezar a tomar en cuenta una salida anticipada de la Fed porque el sector privado está repuntando”, señaló el 13 de noviembre Christine Hurtsellers, directora de inversiones de renta fija de ING Investment Management en Atlanta, que gestiona US$170.000 millones, en una conferencia en Nueva York.


John Detrixhe/ Bloomberg News


Ver comentarios