Enviar
Ofertas, descuentos y nuevos productos son tácticas implementadas para captar clientes
Semana Santa atiza mercado atunero

Ventas de atún crecen un 15% en esta temporada
Con la llegada de la Semana Santa, la guerra en las góndolas por captar el mayor porcentaje del mercado del atún es cada vez más intensa.
Ofertas, descuentos, precios más bajos y la incursión de nuevos productos, son algunas de las tácticas que se implementan para cautivar el paladar de los consumidores.
La batalla no solo responde a que Costa Rica es el mayor consumidor en Centroamérica, sino también a que durante esta época las ventas suben al menos un 15%.
Las 12 latas de atún que consume en promedio cada costarricense al año también motivan a las atuneras a expandir sus operaciones y preparar inversiones millonarias.
Dicha batalla se centra principalmente entre las dos empresas que dominan el mercado, la costarricense Sardimar, que recientemente cambió su nombre a Alimentos Prosalud, y el grupo español Calvo; ambas no quieren darse tregua ni darle un leve espacio a su rival.
Por un lado, la española opta por el factor precio para llegar al paladar de los costarricenses. Una de las estrategias es comercializar los atunes en triplepack y así reducir el valor del producto.
Asimismo, hace pocas semanas lanzó una nueva presentación de arroz con atún, la primera lata de este tipo que sale al mercado para facilitar el almuerzo de las personas.
Ante el crecimiento constante que experimenta la española, desde su incursión en Centroamérica en 2003, con la construcción de la cuarta planta de producción en El Salvador, su presencia es cada vez más grande.
En Costa Rica domina cerca del 17% del mercado y se ubica en el segundo lugar de preferencia, principalmente gracias a que el año pasado sus ventas subieron un 37%.
La planta que opera en el istmo comenzó con 800 empleados y en la actualidad dicha cifra se duplicó.
En suelo nacional incrementó la presencia de personal y trasladó las oficinas comerciales, desde donde administra la distribución y exportaciones de productos a más de 21 países del mundo.
“Queremos seguir penetrando en Costa Rica, intentando ganarnos la confianza de los costarricense y seguir ganando mercado. Año con año en un país donde no éramos nada, hemos logrado tener un presencia bastante grande”, manifestó José Luis Calvo, presidente de Grupo Calvo.
Por otro lado, la costarricense ha optado por promociones y descuentos para competir y no ceder una porción muy grande del pastel. Tomando en cuenta, que aunque goza de poco más del 66% del mercado, en el último año ha cedido un 7%, de acuerdo con datos de la consultora AC Nielsen.
Además, incursiona con una nueva línea de productos, en la cual saca al atún de la lata y lo combina con arroz y pasta en envases de plástico bajo el nombre de Badesi.
La incorporación de nuevos productos continuará por lo menos en los próximos 12 meses, aunque con materia prima no necesariamente del mar.
“Queremos posicionarnos como empresa de alimentos de calidad, prácticos y nutritivos, que no solo se consuman en el almuerzo, sino también en el desayuno, en las meriendas y en la cena. Aunque la competencia en el mercado del atún es fuerte, queremos ir adentrándonos en nuevos segmentos”, explicó Shirley Romero, directora de Responsabilidad Social y Comunicación Corporativa de Alimentos Prosalud.
El lanzamiento de nuevas marcas, así como el potencial de crecimiento que aún detectan en el mercado atunero, son las dos razones por las cuales la firma local invertirá $9,2 millones en la construcción de nuevas instalaciones productivas en Puntarenas.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios