Selección hondureña regresó a su país entre “lágrimas y tristeza”
Enviar

El empate de último minuto que consiguió Costa Rica ante la selección de Honduras ayer en el Estadio Nacional provocó una llegada cabizbaja de los seleccionados catrachos a su país natal.

El balde de agua fría de Kendall Waston al minuto 95 no solo dejó a los hondureños sin la posibilidad de clasificar directamente al mundial, sino que dejó en vilo la opción del repechaje.

Este fatídico gol causó lágrimas entre jugadores como Emilio Izaguirre, Romell Quioto, Maynor Figueroa y Eddie Hernández, al término del encuentro.

Medios hondureños como La Prensa titularon: “Lágrimas, tristeza, pelea entre jugadores… así fue el sufrimiento de Honduras”, haciendo referencia a los jugadores antes citados y ante el presunto encontronazo entre Román Castillo y Bryan Beckeles.

Por otra parte, el diario deportivo Diez resaltó la furia de Jorge Luis Pinto, seleccionador catracho, al regreso del equipo al país, por la decisión del árbitro César Ramos de reponer seis minutos.

“Fue culpa del árbitro. A él que le pregunten porque agregó los seis minutos”, dijo el entrenador al diario Diez.

A pesar de la adversidad, Pinto confía que su equipo sellará el repechaje el martes ante México.

“Es una revancha contra México, mis jugadores lo saben, hay que ganar, estamos en casa, nos queda esa única posibilidad y ganando es que la vamos a lograr”, dijo Pinto ayer en la conferencia de prensa posterior al partido.

Honduras necesita ganar en casa a México y que Panamá empate o pierda ante Costa Rica para asegurarse la cuarta plaza de la hexagonal y así disputar el repechaje por la zona de Concacaf.



Ver comentarios