Enviar
Seguridad debe ser prioridad


Es lamentable que el tema de la seguridad de quienes viven en Costa Rica no se tome aún con la seriedad que amerita y no se haya implementado ya un plan nacional que trabaje a fondo y con los recursos necesarios las causas y efectos de esta nefasta realidad que acabó con la paz, tal como lo ha venido diciendo LA REPUBLICA desde hace tiempo en artículos y editoriales.
Para empeorar las cosas, el actual escándalo relacionado con el ex ministro Berrocal ha politizado en este aspecto el tema que lejos de verse con lentes de oportunidad u oportunismo político debe mirarse como lo que es, un serio problema nacional que afecta a todas las clases y sectores del país.
La actual situación de inseguridad no puede continuar soslayándose o tratándose con aislados baldes de agua que intenten apagar el creciente incendio que, a todas luces, ha rebasado la capacidad de la administración, algo que percibe con total claridad el hampa que en cifras de miles circula por todo el país en calidad de delincuentes libres por variopintas razones.
Los costarricenses exigen ya una acción seria y urgente al respecto y con sobrada razón, como lo demuestran las recientes encuestas de opinión.
El escándalo surgido en torno al tema de la inseguridad en el país le ha dado la vuelta al mundo en los medios de comunicación en estos días y estaremos perdiendo una de nuestras principales ventajas que, hasta ahora, nos han tenido como un destino ideal para el turismo.
Urge poner manos a la obra para llevar a cabo lo necesario en forma integral, que abarque las acciones represivas que están haciendo falta para que los delincuentes dejen de andar sueltos por nuestras calles y todas las demás que se consideren indispensables para detener la ola de delincuencia.
Se debe desarrollar con urgencia un plan tan amplio como intensivo de acciones tendientes a la prevención.
En este grave problema, que golpea los derechos humanos, deben intervenir todas las instancias como por ejemplo Migración.
Más allá de constituir comisiones legislativas que no llevarán a solucionar la realidad de la que estamos hablando, se deben emplear toda la energía y los recursos a la tarea de devolverle realmente la paz a Costa Rica.


Ver comentarios