Logo La República

Viernes, 18 de septiembre de 2020



NACIONALES


Sectorización, sueño lejano

Bernal Rodríguez [email protected] | Lunes 31 diciembre, 2012



Transportistas dispuestos a realizar cambios pero Gobierno no define términos

Sectorización, sueño lejano

Ordenamiento descongestionaría principales vías del Área Metropolitana

La idea de modificar el transporte público a través de una sectorización es un cambio que no solo beneficiaría a los usuarios de buses, sino a toda la población en general; dado que este proyecto reduciría en forma significativa el caos vial imperante en San José.
La principal razón del congestionamiento vehicular diario es la falta de infraestructura para la cantidad de carros que hoy circulan por todo el país, y su mayoría se concentra en el Área Metropolitana.
Si a la falta de calles adecuadas que soporten el volumen de vehículos circulantes se le agrega la falta de un ordenamiento y coordinación para el transporte público, da como resultado rutas congestionadas todos los días y a toda hora, situación de por sí cotidiana.
En las grandes ciudades alrededor del mundo, una de las principales soluciones que se han implementado para lidiar con altos niveles de tráfico en las calles es el transporte público, ya que son alternativas que resultan mucho más cómodas económicamente para el usuario y además con un solo vehículo se traslada mayor cantidad de personas, reduciendo la contaminación y presencia de carros en las vías.
En nuestro país existe una alta cantidad de rutas de buses que dan servicios a muchas personas y con múltiples destinos; sin embargo cada una de estas funciona como un universo aparte de las otras, sin ningún tipo de coordinación que haga el sistema más eficiente para los usuarios.
La solución que se ha venido planteando desde 2000 consiste en organizar los buses de toda el Área Metropolitana por sectores, en donde cada uno de estos tiene una ruta principal por la cual solo circula un tipo de bus mucho más grande que las unidades normales; y a su vez, es alimentada por unidades más pequeñas que realizan rutas más específicas a cada uno de los puntos de ese sector.
A través de esta iniciativa se reduciría la presencia de buses en las rutas principales y el centro de San José, donde actualmente ingresan todas las rutas con múltiples cantidades de unidades.
Esta idea requiere cambios en el sistema actual, y esas modificaciones dependen tanto del Estado como de los concesionarios de las rutas.

Una comisión interinstitucional entre el Consejo de Transporte Público, Mopt y Aresep, donde también se encuentran representados los concesionarios a través de la Cámara Nacional de Transportes, es la encargada de llevar a cabo el plan.
Los empresarios se encuentran interesados en el tema del ordenamiento, ya que la agilización del transporte en general es una situación que beneficia a los concesionarios de las rutas, porque reduce el tiempo en el que se brinda el servicio y el consumo de combustible.
A pesar de estos y otros efectos positivos que podría tener, el plan de sectorización se encuentra estancando.
Los empresarios de autobuses no pueden realizar mayores cambios hasta que las autoridades gubernamentales definan los términos.
Algunas compañías que brindan servicios de transporte han implementado ciertos cambios y tienen propuestas de temas por incorporar, sin embargo hasta que no se definan en forma general los lineamientos de la sectorización, las acciones aisladas de unos pocos concesionarios no surtirán mayores efectos.
En el caso de la compañía de transportes La Tapachula que brinda servicio a los sectores de Escazú y Santa Ana, ellos han incorporado el sistema de pago electrónico, el cual ya se encuentra instalado en muchas de sus unidades, a pesar de que no cuentan con ninguna garantía de que este sistema les sirva para lo que definan las autoridades en los lineamientos de sectorización.
Otro de los casos es el transporte en el sector Este de la capital, que incluye servicios a San Pedro, Sabanilla, Curridabat, Tres Ríos y zonas vecinas.
En su caso, la mayoría de las empresas que operan rutas en esos sectores se encuentran organizadas como un consorcio, además de que tienen planes como construcción de megaterminales y rutas que sirvan para descongestionar las principales vías.
La implementación del ordenamiento del transporte es algo que se ha venido postergando, ya que el Gobierno ha dejado pasar las oportunidades de cuando se deben renovar las concesiones de prácticamente todo el país y establecer los nuevos términos en que se deben prestar los servicios.
En 2000 se planteó la iniciativa pero al momento de renovar las concesiones no se realizó; lo mismo sucedió en 2007 y por lo visto en 2014 se perderá nuevamente la oportunidad de cambiar el sistema actual.

Bernal Rodríguez
[email protected]

 

 

 






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.