Sector lácteo uruguayo pide más acuerdos comerciales
Imagen con fines ilustrativos. Bloomberg/La República.
Enviar

El mayor productor de lácteos de Uruguay tiene un mensaje para el gobierno de su país: firme más acuerdos comerciales.
La escasa cantidad de convenios, que se limitan a América Latina, Israel y México, ha forzado a Conaprole a reducir los márgenes en países como China, donde los productos de Nueva Zelanda valen la mitad de su tarifa, dijo el máximo responsable ejecutivo, Rubén Núñez.
Corea del Sur dejó de comprar la mozzarella de Conaprole luego de que un acuerdo comercial con Estados Unidos entró en vigencia en 2012, agregó.
“Todo el sector exportador, y no solo Conaprole, tendrá dificultades si no se llega a ningún acuerdo con los demás mercados”, dijo Núñez en una entrevista en la sede de la cooperativa en Montevideo. “Probablemente no sea una cuestión de no vender, sino de vender a un menor precio”.
Entre Argentina y Brasil, las compañías uruguayas necesitan llegar a los mercados internacionales para continuar con su crecimiento en un país de 3,3 millones de habitantes.
Uruguay tiene cinco acuerdos de libre comercio, cerca de la misma cantidad que sus vecinos, pero la mitad de los firmados por México y Chile, de acuerdo a la Organización de Estados Americanos (OEA).
Uruguay y Chile planean cerrar un acuerdo de libre comercio en octubre, según una declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores.
Al presidente Tabaré Vázquez le ha resultado difícil convencer a su partido de izquierda, el Frente Amplio, actualmente en el gobierno, de la necesidad de lograr acuerdos comerciales fuera de la asociación sudamericana conocida como Mercosur.
Uruguay también está presionando a sus socios del Mercosur para reducir las reglas que restringen a sus miembros la firma de acuerdos de libre comercio de manera independiente.
Conaprole necesita más consumidores externos para continuar expandiendo la cooperativa de 80 años de edad, dijo. La compañía con sede en Montevideo exporta un 76% de su leche a 60 países.
Conaprole ha enviado $451 millones en leche en polvo, queso y otros productos lácteos de un total de ventas de $774 millones durante su año fiscal 2015. Los productos de agricultura representan más de dos tercios de los $9 mil millones en bienes que Uruguay vendió al resto del mundo el año pasado.
Si el país no se asegura más acuerdos comerciales, los exportadores podrían sacrificar sus márgenes para permanecer competitivos, dijo Núñez. Él espera que los precios internacionales de la leche sigan recuperándose en tanto los productores recortan la producción y los inventarios en respuesta a los bajos precios.
El colapso en los precios de la leche está impulsando fusiones y adquisiciones en la industria láctea. Cerca de Conaprole, la productora argentina de golosinas Arcor compró el año pasado una participación del 20% en la productora láctea más grande del país, Mastellone Hermanos.
Conaprole seguirá priorizando la reinversión local por sobre las adquisiciones en el exterior con $50 millones destinados a producir lácteos de especialidad durante los próximos dos o tres años, dijo Núñez.



Ver comentarios