Se venden empresas nacionales:Qué dicha
Enviar

ANALISIS

En diez años, decenas de compañías ticas han pasado a control de extranjeros

Se venden empresas nacionales:Qué dicha

Compradores traen miles de millones de dólares al país…

201211111857430.n1.jpg

Gollo, una empresa conocida por muchas generaciones de costarricenses, desde su fundación en 1974, hace algunas semanas fue adquirida por Grupo Unicomer, con sede en Estados Unidos, siendo esa la última de una serie de transacciones, mediante las cuales el control de varias empresas nacionales recientemente pasó a manos extranjeras.
Para algunos costarricenses, este fenómeno despierta ansiedad, al pensar que es una amenaza para el país.
Sin embargo, esto no es cierto.
El hecho de que inversores extranjeros deseen comprar las empresas costarricenses es una señal positiva, al indicar que tienen confianza en la fuerza laboral, así como en la estabilidad política y social.
Más importante aún, la venta de esas empresas representa una inyección de capital de miles de millones de dólares a la economía nacional.
Desde 2006 a la fecha, el país tuvo ingresos por $1,4 billones, en tan solo 19 transacciones, donde el monto de las mismas se hizo público, según datos de la firma Capital Financial Advisors.
El efecto de una venta a menudo no se siente inmediatamente.
Alguien que compra una empresa costarricense, normalmente exige que el vendedor se comprometa a no competir en el mismo sector, al menos hasta que pase cierto tiempo, mientras que invertir el dinero, producto de la venta, en otro negocio, típicamente toma varios años.
Pero las transacciones a largo plazo son positivas para Costa Rica.
En lo que a las preocupaciones se refiere, el hecho de que tantos negocios nacionales salgan del control de manos ticas implicaría un bajo nivel de emprendurismo, por parte de los hombres y mujeres de negocios de este país, de acuerdo con algunos críticos.
Por otro lado, los empresarios nacionales, cuentan con los fondos para hacer nuevas inversiones productivas.
Existe también la duda, de que los compradores tuvieran una agenda social o política propia, que afectaría a los costarricenses.
Pero, las personas que están adquiriendo las empresas ticas, son en su mayoría originarias de varios países, como Estados Unidos, Colombia, Chile, México y El Salvador, que no poseen una cultura distinta, ni mucho menos hostil, a la costarricense.
En lo que a algunas adquisiciones se refiere, podría haber recortes de personal, en tanto el comprador concentre en una sola oficina algunas operaciones, desde mercadeo hasta informática, para brindar servicios a sus filiales en varios países.
Sin embargo, el efecto neto de las adquisiciones es positivo, dada la creación de nuevos negocios, de parte de los vendedores.

201211112210200.15-1.jpg

201211112210200.16.jpg


Bernal Rodríguez
[email protected]
Fred Blaser
Co Presidente RMG

Ver comentarios