Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Se necesita profesionalizar la policía

| Sábado 16 julio, 2011




Costa Rica necesita que alguien decida asumir el reto de profesionalizar a la policía mediante un plan que trascienda los cambios de gobierno y los intereses mezquinos

Se necesita profesionalizar la policía

De la profesionalización de la policía en este país nadie habla. En los últimos cinco años, ha habido cuatro Ministros de Seguridad y cada uno anunció una estrategia distinta para enfrentar a los criminales.
Y así seguimos los costarricenses, sin ninguna acción efectiva para combatir la inseguridad, para definir una estrategia nacional de corto, mediano y largo plazo, que se yerga por encima de los intereses electoreros, de las ocurrencias y de los intentos fallidos, para atender el clamor de los costarricenses que perdieron la paz, esa que tanto amamos y de la que tanto se ha hablado.
Ahora, el gobierno decide apostar a la tecnología como su principal arma de batalla. Una nota de este medio lo detalla el viernes, cuando nos informa que “por medio de un mapa digital de todo el territorio nacional, un sistema informático a la medida, dispositivos de posicionamiento global (GPS), cámaras de vigilancia, computadoras en las radiopatrullas y el control del sistema de semáforos”, las autoridades pretenden ganarles la batalla a los antisociales.
Muy bien si realmente se tuviera la posibilidad de implementar todo eso sin demora y a la par se tuviera el otro ingrediente indispensable, una policía profesionalizada capaz de sacar provecho de toda esa tecnología, que es importantísima pero no pasa de ser una herramienta de trabajo que da buen resultado dependiendo de quién la maneje.
Pero la misma nota nos informa que solo construir el centro de mando nacional y el mapa electrónico costaría unos $30 millones que no se tienen y tampoco lo necesario para la inversión millonaria en radiopatrullas, única forma de que la policía llegue al lugar de la emergencia. Existen hoy 276 patrullas en buen estado para recorrer todo el país y para el plan propuesto se requerirían 1.500.
No se ha conseguido aprobar los gravámenes a los casinos y sociedades anónimas que se suponía iban a servir para financiar la lucha contra el hampa y, para colmo de males, un préstamo por $192 millones del Banco Interamericano de Desarrollo para el mismo fin ya fue cuestionado por supuestas consultorías millonarias.
Por otra parte, el otro aspecto que tiene que ver con la inseguridad actual tampoco ha cambiado. Los delincuentes capturados son puestos en libertad ya sea porque el delito cometido es una contravención o porque un juez así lo dispone.
Costa Rica necesita, con gran urgencia, que alguien decida asumir el asunto de profesionalizar a la policía mediante un plan que trascienda los cambios de gobierno y los intereses mezquinos.