Enviar
Se enciende el suroeste
Spurs y Hornets en cerrada lucha en la que los Mavericks quieren incluirse
Si bien Tim Duncan ha bajado sus números históricos, los Spurs (14-2) han crecido en juego colectivo y lideran su división con un muy buen paso y una esperanzadora proyección.
Detrás de ellos, les pisan los talones los Hornets (12-4) de Chris Paul, que empezaron arrolladores escalando hasta alcanzar un alentador 8-0, y aunque desde entonces ya han sufrido derrotas, se mantienen a la escolta de San Antonio.
También se arriman a la punta los Dallas Maverick (12-4), que el viernes pasado le recordaron a los Spurs que también se pierde, impidiéndole a San Antonio concretar su decimotercera victoria al hilo.
Duncan, quien ya se acerca a sus 35 años de edad, regresó esta temporada con 15 libras de menos, “más esbelto y más ligero” según su entrenador Gregg Popovich, y hace poco más de una semana sumó otro ladrillo a su torre de éxitos al convertirse en el máximo anotador histórico de los Spurs. Si bien sus promedios de puntos y minutos tienden a bajar, el referente de los Spurs y mejor pagado ($18 millones) está siendo respaldado por un trabajo gigante de sus sensacionales escoltas, el argentino Emanuel “Manu” Ginóbili ($11 millones) y el francés Tony Parker ($13 millones).
Parker le está imprimiendo velocidad al juego de San Antonio, metiéndose de lleno en los partidos, pese a su difícil situación personal, tras ventilarse ante la prensa su separación de Eva Longoria.
El ritmo de los Spurs ha sido tan bueno que muy poco se ha necesitado al brasileño Tiago Splitter, de 2,13 metros de estatura, de quien se tienen grandes expectativas para esta temporada, pero ha tenido pocas oportunidades en el rectángulo.
Por el lado de los Hornets, esta temporada Paul parece haber contagiado a sus compañeros con motivación y entrega, algo muy significativo para alguien que hace unos meses hablaba de cambiar de equipo. Superada totalmente la lesión en su rodilla, que le restó toda posibilidad de clasificación a los Hornets la temporada pasada, ahora Nueva Orleans con un Paul encendido, penetrando como le gusta y nueve jugadores nuevos, marca el paso tras San Antonio, pese a que algunos críticos consideran que están más arriba de lo esperado. Anoche, con su cuarta derrota, precisamente ante Spurs (ver nota aparte) dejaron en duda si le aguantarán el paso a Tim Duncan y compañía.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios