Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



EDITORIAL


Se debe frenar el contrabando

| Sábado 25 septiembre, 2010




Más Policía Fiscal capacitada, más espacios para almacenamiento de bienes confiscados y legislación adecuada, son factores que deben mejorarse en el país como parte de acciones efectivas para una mejor recaudación

Se debe frenar el contrabando

Los decomisos del licor que iba a ingresar ilegalmente al país este año aumentaron en un 400% con relación a los realizados en el mismo periodo del año anterior, de acuerdo con lo manifestado por la Policía Fiscal de Hacienda.
El hecho no hace más que demostrar que si hay voluntad política para cumplir con la obligación de descubrir a los que constantemente ingresan bebidas alcohólicas a Costa Rica, defraudando la renta de aduanas, se puede hacer mucho.
Esto por cuanto el logro actual se alcanzó trabajando sin las condiciones necesarias. La Policía Fiscal cuenta solo con 65 funcionarios, incluidos los que realizan tareas administrativas, a pesar de lo cual sus labores rendirían mejores frutos si pudieran disponer de más espacios para almacenar productos incautados.
Pero esto no es todo, además existen enormes lagunas legales en materia de frenar el contrabando de licores. Así lo manifiesta la propia Dirección General de Aduanas como una queja que ignora la institución que podría darle solución a esta parte del problema: nuestra Asamblea Legislativa.
Si este año se han logrado controlar algo mejor nuestros límites territoriales y aumentar considerablemente la cantidad de decomisos de contrabando, en parte se debe probablemente a que los dueños de negocios de venta de bebidas alcohólicas se decidieron a colaborar con la Policía Fiscal en un intento de cerrar al menos un poco la alta porosidad de nuestras fronteras.
Más Policía Fiscal capacitada con herramientas y condiciones de trabajo adecuadas, más espacios para almacenamiento temporal de bienes confiscados y legislación que respalde las acciones necesarias, son factores que deben mejorarse en el país como parte de acciones efectivas para el logro de una mejor recaudación.
El país lo necesita e incluso puede salvarse por esta vía de situaciones que deben prevenirse como la posibilidad de intoxicaciones y muertes de personas por consumo de licores ilegales que no cuenten con la seguridad sanitaria correspondiente.